Por Elías García.

Luego de la conferencia de prensa en el Hospital Regional Río Grande donde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) reclamó por la finalización de la obra en el sector de la guardia del Hospital Regional Río Grande; el secretario General del gremio, Marcelo Córdoba, fue consultado acerca de las negociaciones salariales en el plano provincial y municipal.

“Son parecidos los temas; de todos los reclamos, las notas, los pedidos de audiencia y las convocatorias al Ministerio de Trabajo, las respuestas han sido negativas en su totalidad”, comentó el dirigente sindical.

“Estamos trabajando en distintos sectores, en la Municipalidad se llevan adelante asambleas en distintos sectores y posiblemente haya alguna medida de fuerza no solamente a nivel municipal sino también provincial”, adelantó.

En cuanto a la asunción de las nuevas autoridades provinciales y municipales, Córdoba destacó que hubo un intercambio de información con el Ejecutivo provincial entrante: “hemos tenido diálogo con autoridades del nuevo gobierno en este tema puntual del salario, hemos tenido reuniones cruzando información, cómo está la escala salarial y cuáles son los sectores más castigados; el nuevo gobierno está interesado en saber cuál es la situación y hubo algunas charlas importantes”, informó.

Diferente es la situación con el Ejecutivo Municipal que entrará en funciones desde diciembre, aunque Córdoba se mostró expectante de algún avance en materia de reuniones. “No hemos tenido reuniones a ese nivel con el nuevo intendente pero seguramente se va a dar porque sabe perfectamente qué está pasando en el país y las provincia”, deslizó el secretario General de ATE.

Consultado por las recientes declaraciones del Intendente electo, Martín Pérez, quien aseguró que no estaba contemplado un aumento salarial para el personal municipal en el proyecto de Presupuesto 2020 presentado por el Ejecutivo actual, Córdoba respondió que “las chicanas políticas son folklóricas entre el que se va y el que llega, nunca las pautas salariales han sido fijadas municipales y provinciales”.

“También podríamos decir que si el Municipio actual se va y deja el 50% de aumento en el presupuesto pega el grito en el aire; lo que está claro es que las discusiones salariales tienen que darse, a más tardar, en diciembre”, finalizó.