Desde ayer, las naftas y el gasoil aumentaron en promedio un 6%. Y ese porcentaje aplicaron todas las petroleras, sin excepción. Por compañía, en las estaciones de servicio de la petrolera estatal, el aumento de las naftas y el gasoil fue del 6,3%, en Axion del 6%, y en Shell del 6,3%.

Se trata del décimo aumento en 2019, con una acumulación anual del 43,3%, un valor que estará por debajo de la inflación general, que cerrará el año entorno al 57%. Cabe recordar que los precios de los combustibles debieron estar congelados por 90 días, tras el decreto del 2 de septiembre del Gobierno post derrota electoral en las PASO, pero en la práctica no se cumplió.

Las pizarras debían haberse mantenido sin cambios desde el 2 de septiembre hasta el 13 de noviembre, pero se autorizaron aumentos de 4% y 5% para «descomprimir la tensión» generada con las petroleras y los gobiernos provinciales, según se justició la gestión de Cambiemos.

En Tierra del Fuego, el litro de Nafta Súper pasó de $43,09 a $46,19; la Infinia, de $49,99 a $51,99. En tanto, entre las variables Diesel, la Ultra se fue de $44,34 a $47,49 y la Infinia Diesel trepó a $56,24, antes del aumento estaba a $52,49.

Mientras que los precios de Axion quedaron así: la super a $46.20, la Quantium a $52.99, la Axion diesel a $47.99 y la Quantium diesel a $56.48.