En diálogo con Radio Nacional Ushuaia el Vicepresidente 1ª de la CAME y presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, Diego Navarro fue consultado respecto al bono de $ 5.000 en dos cuotas acordado, por la CGT y algunas cámaras empresarias.

Al respecto, indicó que en el sector comercial no todos los rubros y empresas tienen la misma situación ni los mismos ingresos, “hay un parate, más del 30% de las pyme están irregulares ante el AFIP porque sinceramente no hay dinero para cumplir con todas las obligaciones”.

Navarro aseguró que “no hay dinero en plaza, y no es responsabilidad de las pymes sino de una política que viene llevando el gobierno nacional justificando el sostenimiento del dólar, la inflación”.

En este sentido cuestionó “¿Se necesitan que los trabajadores tengan mayores ingresos? Por supuesto que sí. Pero ¿tenemos con qué darlo? ¿O en la obligación de darlo lo que va a generar es que se cierre la empresa y se tenga un desempleados más?”.

“El gobierno tiene que entender que no es el dueño del país, sino que es el administrador de un estado y que tiene que aplicar las políticas de estado que no tiene” criticó el representante de la CAME, añadiendo que “el estado somos todos y cada variable económica tiene que ser analizada con los distintos sectores. No puede ser que el poder discrecional de nuestro país sea lo más importante”.

Por otro lado, argumentó sobre la dependencia existente entre el sector fabril y los comercios en Río Grande, donde “la incertidumbre que hay provoca una retracción del consumo desde hace muchísimos meses, y donde mucha gente viene peleándola y haciendo un gran esfuerzo”.

Sobre la posibilidad de que el gobierno lance la medida y ofrezca créditos para que los empresarios puedan realizar el pago del bono, Navarro indico que “hay empresas que no tienen acceso al crédito, y mucho menos a las tasas que se proponen”.