El ministro de Producción y Trabajo Dante Sica aseguró que en lugar de una suma fija de $5.000 para los trabajadores privados se podría implementar un porcentaje de aumento por una sola vez.

«Tenemos voluntad de trabajar en eso. Parte de la negociación puede ser que en vez de un bono sea un porcentaje por única vez», destacó Sica en declaraciones a Radio Continental, pero advirtió a los gremios que antes de definir la modalidad había que esperar el índice de inflación del mes de agosto y que algunas negociaciones paritarias recién se habían terminado de cerrar.

«Les dije miremos eso y tengamos muy en cuenta el impacto que va a tener sobre las pymes. Hay que buscar un mecanismo que cubra las necesidades de los asalariados ante el impacto de la devaluación sobre los precios pero, por otro lado, que no se ahogue a las empresas», agregó el ministro.

Y precisó que en estos días comenzarán una ronda de charlas con las cámaras empresarias y la CGT para buscar un mecanismo que permita compensar la pérdida en el poder adquisitivo de los trabajadores, pero sin afectar a las empresas. «Tenemos que ser muy creativos y flexibles», dijo.

El ministro recordó que en agosto de 2018 se permitió, con las paritarias ya cerradas, un aumento de 2,5% por única vez y luego un bono de hasta $5.000 para fines de ese año.

«El monto de $5.000 es la referencia que tenemos porque fue el pago del sector público, pero desde que surgió la crisis luego de los resultados de las PASO hemos tratado de cubrir todos los segmentos», indicó Sica. Y detalló que las negociaciones seguirán durante toda la semana que viene.

Durante el miércoles, las distintas cámaras empresarias salieron a alertar que muchas empresas, especialmente las pymes, no pueden hacer frente al pago de un bono de $5.000 para todos sus empleados.