Por Esteban Parovel.

Bajo la organización a cargo de la Agencia de Deporte Nacional junto a la cartera de Deportes de la Provincia de Neuquén y el Club Lácar; desde ayer se desarrollan los IV Juegos Argentinos de Invierno, que este año se trasladan a el Cerro Chapelco, en San Martín de los Andes.

De esta manera, Neuquén le abre las puertas a una nueva edición de los Juegos Nacionales de Invierno, que comenzaron, oficialmente, este el jueves con el arribo de las delegaciones y las actividades invernales se extenderán hasta el próximo martes 24, cuando se desarrolle el acto de clausura.

Tal como nos tienen acostumbrados desde el inicio, los Juegos Argentinos de Invierno conglomeran a alrededor de 250 de los mejores deportistas de las diferentes especialidades de nuestro suelo. Y muchos de nuestros representantes, luego de haber compartido las distintas competencias FIS de la temporada, vuelven a juntarse y despiden la acción en su calendario en la nieve argentina, en estos Juegos, para luego trazar la doble temporada fuera de nuestro país.

El Cerro Chapelco será el escenario de la cuarta edición, que por segunda vez tendrá a la provincia de Neuquén como anfitriona del certamen que reúne a las provincias que promueven los deportes invernales. La primera versión de los Juegos, desplegada en 2016, tuvo como epicentros deportivos a Caviahue y Copahue; en tanto que las siguientes fueron en Bariloche, en 2017, y el año pasado en nuestra provincia, cuya actividad se desplegó en Tierra Mayor y Cerro Castor.

Los deportistas se miden en biatlón, persecución y sprint; esquí de montaña; esquí de fondo; esquí alpino Freestyle slopestyle y slalom gigante; y snowboard Freestyle y boardercross; además de la presencia del esquí de fondo y esquí alpino adaptados.

Con las mejores expectativas, TDF, que cuenta con una delegación total de 39 integrantes encabezada por el director de Deportes Jonatan Viscusi, buscará sostener la performance de años anteriores, que hizo a la provincia estar entre las mejores del acumulado, y desde luego, intentará destronar a Río Negro, que se ha coronado en la totalidad de las ediciones.

Los Juegos Nacionales de Invierno serán los terceros del año organizados por la Agencia de Deporte Nacional. A principios de año, en Puerto Madryn, Chubut, se hicieron los Juegos de Playa, del 28 de febrero al 3 de marzo; recientemente, del 10 al 14 de septiembre, se realizaron, en Pinamar, los Evita Mayores. Y los próximos serán los Juegos Evita Juveniles y Adaptados, que se desarrollarán del 6 al 11 de octubre en Mar del Plata, con la participación de más de 20.000 niños y jóvenes de toda la Argentina en la competencia deportiva social más grande de Sudamérica.

Comienzo de actividad deportiva

Tras los entrenamientos oficiales de reconocimiento de pista que se efectuaron ayer junto a la acreditación de rigor de los deportistas, que los habilita a formar parte de los Juegos; y la posterior apertura formal con el acto protocolar desarrollado anoche con las autoridades, que derivó en la cálida recepción de los participantes; hoy se dará el comienzo de las competencias oficiales con las pruebas de biathlon, desde las 10:00 horas, con la apertura del polígono y a las 11:00 se espera la prueba de sprint, en el deporte que conjuga el esquí de fondo y el tiro con carabina olímpica.

El sábado, a las 11:00 horas, se producirá el comienzo del esquí de fondo con la prueba de 10K estilo clásico para los varones y 5km para las mujeres. Además se llevarán a cabo las pruebas de Slopestyle de esquí y snowboard; la instancia competitiva del boardercross y la prueba de persecución de biathlon.

El 22 no habrá actividad oficial, según el cronograma y el lunes se darán las pruebas de esquí de montaña; el esquí de fondo con la modalidad sprint; y el esquí alpino con el slalom gigante.

Es preciso recordar que en los Juegos de Invierno intervienen las provincias que fomentan e impulsan las actividades invernales: Chubut, Río Negro, Mendoza, Neuquén y Tierra del Fuego, además de la participación de Buenos Aires.