La Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN) convocó a un paro para esta semana para solicitar un incremento salarial al Superior Tribunal de Justicia para los trabajadores del sector.

La medida de fuerza será por 48 horas y dará inicio hoy martes a primera hora, por lo que no está garantizado el normal funcionamiento de los juzgados. El reclamo es por una respuesta a las demandas de recomposición salarial; igualdad para todos y equiparación con los sueldos del Poder Judicial Federal; reunión urgente con las autoridades del Superior Tribunal de Justicia.

La demanda de un incremento salarial se viene dando desde el inicio del segundo semestre, debido al compromiso del Superior Tribunal de sentarse a negociar para esta etapa del año.

Además desde el Sindicato de Empleados Judiciales Provinciales (SEJUP) también convocaron a los judiciales a parar hoy y mañana en reclamo de la cuestión salarial, mejoras edilicias y pago del título secundario. “Desde hace varios meses los judiciales venimos reclamando: recomposición salarial acorde a la inflación. Modificación de la Acordada 147/14. Mejores condiciones edilicias. Pago de título secundario. Participación en la Oficina de Recursos Humanos. Reconocimiento a la tarea jurisdiccional. Optimizar los recursos económicos” se informó desde el gremio.

Adicional judicial

Además el SEJUP recordó que “con una inflación anual proyectada del 55 por ciento y una recomposición salarial de sólo un 20 por ciento, una vez más, como ocurrió en 2018, llegamos a un deterioro en los salarios de los empleados judiciales del que no hay antecedentes en la corta historia del Poder Judicial” al tiempo que indicaron que “ante la falta de respuestas a los reclamos que venimos realizando como sindicato, consideramos una burla la decisión unilateral tomada por parte de las autoridades del Superior Tribunal sobre la modificación del adicional judicial, ya que la misma no representa una mejora significativa en el bolsillo de los empleados”.

En el mismo sentido desde el SEJUP indicaron: “No podemos esperar más, gran parte de los empleados judiciales estamos viviendo de adelantos de sueldo” por lo que “convocamos a todos los compañeros y compañeras judiciales (afiliados o no) a intensificar nuestro reclamo con medidas de acción directa. Por lo que impulsamos un paro de actividades por 48 horas para los días martes 10 y miércoles 11 de septiembre”.