Tras una negociación con el Gobierno, se desactivó la medida de fuerza prevista para mañana sábado. Los municipios de Ushuaia y Río Grande ya informaron que habrá servicio de transporte público de pasajeros con la frecuencia normal de un día feriado.

Los Ministerio de Transporte y de Producción y Trabajo firmaron un acuerdo con la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) para que el 25 de mayo los colectivos, subtes y trenes presten servicio con normalidad.

Juan Carlos Schmid, que lidera la CATT, había llevado el reclamo de sus bases a la reunión: que como los feriados nacionales los trabajadores cobran doble, eso provocaría el pasaje automático a una categoría más alta del impuesto a las Ganancias. «El descuento no afecta solo ese día sino el ingreso de todo el mes. Uno trabajaba más para ganar menos. El Gobierno debe revisar esta política», había insistido a principios de mayo.

El secretario adjunto del gremio, Omar Maturano, incluso había avisado que si el Ejecutivo no proponía una solución, ellos seguirán realizando medidas de fuerza todos los feriados: «Nosotros tenemos un plan de lucha: se hará el 25 de mayo y se repetirá todos los feriados si no escuchan nuestra voz».

Ahora, a menos de 24 horas para esa medida de fuerza, el Gobierno la desactivó. Para eso, los ministros Guillermo Dietrich y Dante Sica se comprometieron con Maturano, Roberto Fernández, Sergio Sasia y Raúl Epelbaum a convocar a una mesa técnica que tendrá 60 días para resolver justamente el impacto de Ganancias en el cobro extra por trabajar los feriados.