El Gerente Técnico de la Cooperativa Eléctrica de Río Grande, Walter García, desmintió el comunicado que circuló, en horas de la tarde, sobre los cortes de luz y explicó los motivos de las fallas, entendiendo que “tuvieron origen en dos problemas no relacionados entre sí”.

En ese sentido, detalló que “aproximadamente a las 13:45, la falla de un sensor de mezcla explosiva de nuestra turbina principal TG4, provocó la parada de esta máquina, cortando el servicio en varias zonas de Río Grande. El resto de la ciudad continúo siendo alimentado en forma normal por la otra turbina de base TG3”.

“Cuando se estaba reponiendo el servicio en los sectores afectados, mediante el uso de las turbinas de reserva fría TG1 y TG2, se produce la falla del regulador principal de gas que alimentaba a toda la planta de generación, lo que originó un apagón total en la ciudad”, agregó.

Y señaló que “inmediatamente se reemplazó la rama de suministro de gas por la de backup y se pudieron poner en marcha todas las turbinas reponiendo totalmente el servicio a las 16, aproximadamente”.