Un impresionante accidente de tránsito se produjo en horas de la noche del martes en la ciudad de Río Grande.

El siniestro ocurrió sobre Ruta Nacional N°3, en las inmediaciones del monumento al “Ovejero”. Allí un automóvil Ford Focus de color negro, chapa patente PQF 595, el cual era conducido por Andrés “el Colo” Aravena de 40 años, circulaba a gran velocidad sobre la ruta en dirección hacia la rotonda del “Cristo”.

Por razones que se intentan establecer, el conductor perdió el control de la unidad y tras subirse sobre la ciclovía, recorrió al menos 30 metros, para luego impactar contra un montículo de tierra y comenzar a dar una gran cantidad de tumbos, finalizando a unos 15 metros de la ruta y a orillas de un pequeño barranco de la playa.

Rápidamente personal policial, bomberos voluntarios y de la sanidad se hicieron presentes en el lugar, quienes brindaron asistencia al conductor, el cual fue despedido del habitáculo durante los violentos tumbos. Esta persona se encontraba tendido sobre la tierra, por lo que fue inmovilizada y trasladada de manera urgente hacia el Hospital Regional Río Grande.

Al momento del accidente, una gran cantidad de personas se encontraban caminando y realizando actividades deportivas sobre la ciclovía, por lo que “milagrosamente” no hubo que lamentar otros heridos, incluso durante su travesía, terminó arrancando una farola de iluminación de la propia senda.

Justamente, las primeras personas en brindarle asistencia a Aravena fueron aquellos que se encontraban caminando por el lugar hasta tanto se hicieron presentes las fuerzas de seguridad.

Personal de la División de Policía Científica se hizo presente en el lugar, procediendo a realizar el corte parcial de la ruta a fin de llevar adelante las pericias accidentológicas de rigor.

Por otro lado, fuentes policiales indicaron que al momento de ser trasladado hacia el nosocomio local, se le habría practicado el test de alcoholemia, el cual arrojó altamente positivo, por lo que se informaría de la situación a las autoridades de Tránsito a fin de labrar las actas de infracción correspondientes.

Cabe destacar que el automóvil finalizó con destrucción total a raíz de los tumbos que protagonizó. Por otro lado, se informó que Aravena se encuentra vinculado al deporte motor de la provincia, incluso habría realizado trabajos durante la última carrera que se disputó el fin de semana, constatándose equipos de radio de comunicación y otros elementos que son utilizados en la organización, los cuales se encontraban regados por los alrededores del automóvil.