En horas del mediodía de hoy se produjo un choque entre una coupe Hyundai Genesys blanca y una camioneta Hyundai Tucson del mismo color.

Ambos rodados terminaron a destrozados, dejando un reguero de autopartes en el lugar y hasta 60 metros del choque, dado que uno de los rodados, el vehículo deportivo terminó a media cuadra del siniestro.

Según expresó el conductor de la camioneta Tucson, la Genesys venía a gran velocidad por lo que el accidente tomó ribetes espectaculares.

El conductor del automóvil fue trasladado al hospital por dolores en la zona cervical.