Dos actos de vandalismo fueron constatados en horas de la madrugada del jueves. Ocurrió en Río Grande. El primero de ellos, se produjo sobre una peluquería. Allí provocaron la rotura de una ventana. A los pocos minutos, desconocidos arrojaron combustible sobre el capot de una camioneta y prendieron fuego. Afortunadamente se logró controlar las llamas, evitando que se propagara a todo el rodado. En ambos casos, los vándalos lograron huir.

En horas de la mañana, la encargada de la peluquería Lisse ubicada sobre la intersección de las calles Libertad y Alberdi, se hizo presente en el lugar, constatando importantes daños en el lugar.

Allí observó que desconocidos provocaron la rotura de una de las ventanas de gran tamaño del local. Inmediatamente se solicitó la presencia de la policía, quienes comenzaron a realizar diversas pericias en el lugar. De esta forma, se constató que los malvivientes provocaron la rotura del panel utilizando una piedra de gran tamaño. Asimismo, se comprobó que el ataque fue simplemente un acto de vandalismo sin registrarse intenciones de robo.

Desde la policía, se encuentran analizando cámaras de seguridad de las inmediaciones a fin de poder individualizar a los malvivientes.

Intentaron incendiar una camioneta

Un segundo hecho de vandalismo se registró en cercanías a la peluquería atacada.

Ocurrió sobre la avenida Belgrano 927, lugar donde se encontraba estacionada una camioneta Jeep Grandcherokee de color negro, chapa patente KXR 135.

Allí desconocidos arrojaron líquido inflamable sobre el capot de la camioneta, prendiendo fuego y dándose a la fuga del lugar.

Rápidamente personal de bomberos de la policía logró acudir al lugar, logrando controlar la situación, evitando que las llamas se propaguen al resto del rodado.

Finalmente, se comprobó que el fuego provocó daños leves.