El diputado Daniel Scioli participó de la visita al centro de jóvenes, donde jugó partidas simultáneas de ajedrez con chicos y chicas que participan de los talleres municipales de esa disciplina, con la que Scioli tiene un afecto especial.

Scioli felicitó al intendente Vuoto por el desarrollo y ordenamiento de la ciudad, “por sus ideas innovadoras” y “por generar iniciativas que promueven una mejor calidad de vida a pesar de las muchas dificultades por las que atraviesa el país”. Vuoto anunció que se colocarán mesas de ajedrez en la costanera, como parte del mobiliario urbano.

“La verdad que estoy sorprendido desde que llegué a Ushuaia; quiero felicitar a Walter porque me encontré con una gran ciudad, con ideas innovadoras. A pesar de todo lo que está pasando en todo el país, generar iniciativas que promuevan la calidad de vida, fomentar el deporte como lo que estamos viviendo en Ushuaia con el Torneo donde estamos participando con nuestra gente de villa La Ñata”, dijo Scioli.

Y señaló que “puedo ver el amor que hay acá, en todo lo que hacen. Lo noté cuando llegué y caminé Ushuaia y pude reencontrarme con Walter; todo el trabajo que se está haciendo. Y en materia deportiva, todos los deportes te forjan el espíritu, es una escuela de vida formidable y promueve el esfuerzo y sacrifico”.

“Cuando Daniel me dijo Yo amo el Ajedrez, le dije que me acompañe a un lugar y lo traje acá. Porque estas no son promesas, son realidades, son políticas públicas concretas” y anunció que dentro del mobiliario urbano que se está poniendo en los espacios y vía pública, “ya llegaron las mesas de ajedrez que colocaremos en la costanera, para que puedan disfrutar de esta disciplina como ya lo pueden hacer con el mobiliario para tenis de mesa que está ubicado en el Paseo de las Rosas”, dijo Vuoto.

Scioli insistió ante la comunidad que practica ajedrez que esa disciplina tiene un valor pedagógico extraordinario, se conocen historias maravillosas del impacto positivo que genera en la mente. “Te ayuda a planificar estrategias, a soportar presiones del rival; cuando uno pierde una partida es cuando más se aprende; es profundamente autocrítico y eso le hace muy bien a la uno en la vida”.