Noviembre será el último mes en que los vecinos vean de pie al viejo edificio del concejo deliberante en la calle Don Bosco.

El nuevo edificio se ejecutará en tres etapas que incluyen la demolición de la parte más antigua, que se encuentra en curso, la construcción de 4 pisos sobre el nivel del suelo y un subsuelo para estacionamiento vehicular.

“Hubo una impugnación que retrasó tres meses el curso de la obra, hasta el que tribunal de cuentas pudo aprobarlo, hay temas que son ajenos al concejo deliberante”, dijo el presidente del concejo, Juan Carlos Pino.

Mientras tanto, el concejo es itinerante, y sesiona en los colegios de ciudad, modalidad que seguirá durante 2019.

“Más allá de la experiencia que hemos tenido durante el año, estuvimos enfrentando distintos obstáculos con respecto a los requerimientos, pero es importante que los vecinos participen”, dijo Pino por Capicúa TDF.

El concejal celebró que el concejo “pueda demostrar a puertas abiertas que cualquier vecino puede participar, porque el concejo debe ser dinámico”.