La presidenta de la Legislatura provincial y convencional electa, Mónica Urquiza se refirió a las diferencias en el partido Movimiento Popular Fueguino. “Uno tiene dialogo con todos los sectores”, aseguró en declaraciones a FM MASTER´S.

Y explicó que “hay intereses sobre determinadas elecciones, el que participa en la política tiene ambiciones y trabaja en pos de esto. Pero dentro del partido seguimos trabajando internamente, algunos afiliados han tomado decisiones de manera personal en cuanto al partido, incluso algunos ocupan cargos en la convencional partidaria o departamental, son cuestiones que se acomodan a nivel interno”.

“Hemos tenido una elección partidaria de autoridad, donde se presentó una sola lista, que fue la nuestra, en la que tratamos de acordar con los demás sectores, los cuales no tuvieron intereses de presentarse. Son cuestiones que se discuten, el Movimiento siempre tuvo este tipo de diferencias. Nosotros desde nuestra posición seguiremos avanzando en el dialogo permanente, no hay que olvidar que en abril del año que viene se dará la situación de internas partidarias para ocupar cargos electivos como concejal, intendentes legisladores, gobernador, allí comenzará otro periodo”.

Sobre la posición del espacio político en las próximas elecciones, analizó que “son cuestiones que se irán analizando a medida que pasen los meses, son situaciones dinámicas. Se analizará si se continua con la coalición actual o si el Movimiento va solo, como se analizó en la Convencional de ir solo. El MPF no está ajeno a lo que pasa a la totalidad de los demás partidos políticos o frentes en que la política va cambiando generando otras figuras”.

A tres años de la alianza con Forja, que llevó al MPF al gobierno, Urquiza sostuvo que “por supuesto que desde el primer momento hasta el último van a existir diferencias y en ellas debemos ir dialogando, encontrar los consensos e ir creciendo para tener los mejores resultados en la gestión de gobierno. En su momento coincidimos con Gustavo Melella en las políticas públicas que había que llevar adelante, totalmente distintas a las que se venían llevando con la entonces gobernadora Rosana Bertone”.

En este sentido, Urquiza aseveró que “desde lo personal y político, entiendo que la alianza ha sido una buena decisión, después podemos discutir algunas cuestiones de la gestión, puede haber diferencia, pero lo importante es sumar y tener los mejores resultados. Llegando a las próximas elecciones, se analizará si se continua o no”, aseveró.

“Se han lograron objetivos, como la recuperación del salario en el trabajador, se modificaron decisiones y posturas del gobierno anterior, a pesar de que a los tres meses de haber iniciado una gestión ocurrió la pandemia, una situación que nadie esperaba”, concluyó.