El hecho se produjo en una vivienda ubicada en Viedma N° 535 de Río Grande, en el lugar residía una joven, identificada como Cristina Valeria Olivera de 30 años, con su hija de 8 años, quienes se intoxicaron y estuvieron desvanecidas por más de 24 horas.

En dialogo con fm Aire Libre, la madre de Olivera, Mónica Oros detalló que, “mi hija se mudó el viernes a la tarde” a esa vivienda, a la noche cenó con un amigo en el lugar y recién el domingo a la mañana, fueron encontradas por el padre de Cristina Valeria Olivera.

“Mi hija tenía un 33% de monóxido, el medico dijo que esos niveles no se salvaba y se salvó y mi nieta un 24 %”, manifestó y agregó que de Cristina Valeria Olivera se encuentra internada en el hospital de Río Grande y su la menor en el hospital de Ushuaia.

Su nieta, “fue derivada nuevamente a Ushuaia porque los niveles de monóxido no bajan”. En el día de hoy le hacen las tercer cámara hiperbárica, “tiene que hacerle 5 cámaras, sino bajan con las 5 pueden quedar secuelas”, advirtió.

La menor se encuentra internada en el hospital regional de Ushuaia y es traslada al hospital naval para hacerse las sesiones en la Cámara.

La menor, “se duerme mucho y anoche cenó por primera vez, pero los niveles no han bajado lo que tenía que haber bajado”, comentó Mónica Oros.

La mujer pidió a los dirigencia política que invierta en salud y detalló que el traslado de la menor a Ushuaia “fue una odisea”, además afirmó que su hija, quien se encuetar internada en el hospital de Río Grande, le deben hacer tres electro por día y que para realizarle la resonancia magnética la tienen que derivar a clínicas privadas de la ciudad.

Además dijo que la vivienda fue alquilada por una mujer identificada como “Fernanda”, y que espera que se investigue si tiene alguna responsabilidad.

Mónica Oros manifestó que, Cristina Valeria Olivera “no recuerda casi nada de lo que pasó y por los análisis aparentemente convulsionó, tiene golpes, una mancha en el cerebro y en el pulmón. La veo débil” y que, “mi nieta recuerda que le dolía el estómago”.

Por ultimo dijo que las dos “se arrastraron” por la casa y que se salvaron “porque estaba una ventana abierta”.