Un hecho de sangre se produjo durante las primeras horas de Navidad en la ciudad de Río Grande.

Minutos después de la una de la madrugada del lunes, personal de la Comisaría Cuarta fue alertado sobre un violento episodio en el interior de una vivienda de calle Kau 1195, lugar donde se encuentra la Chacra Didi.

Al arribar los agentes uniformados, observaron la presencia de Héctor Fernando Quipildor de 42 años, quien se encontraba dentro del predio, en un aparente estado de ebriedad. Al dialogar, el sujeto le indicó a la policía que en interior de la vivienda se encontraba su ex pareja Irene del Valle Valti de 32 años, quien presentaba un fuerte golpe sobre la cabeza.

Rápidamente se logró encontrar a la mujer, quien efectivamente mostraba un golpe y sangrados en su cabeza, por lo que se solicitó la presencia de una ambulancia; la cual tras su arribo procedió a realizar el traslado hacia el Hospital Regional Río Grande.

Cabe destacar que previo a su traslado, la víctima le informó a la policía que Quipildor la habría golpeado en la cabeza con un martillo. Asimismo, le sustrajo las prendas de vestir que presentaban manchas de sangre, las cuales fueron quemadas. Por otro lado, en ese preciso momento, la mujer intentó escapar del lugar, siendo atacada nuevamente, esta vez con una piedra.

Finalmente, el atacante obligó a la mujer a bañarse y colocarse un mameluco de jeans limpio a fin de ocultar la sangre de las heridas.

Una vez ocurrido el traslado hacia el nosocomio, el personal uniformado procedió a la demora de Quipildor, al tiempo que se dio intervención a las autoridades judiciales. Al poco tiempo, el propio Juez Raúl Sahade, junto a su secretaria y la Fiscal Marchisio se hicieron presentes en el lugar del hecho, llevando adelante diversas medidas. Asimismo, se dispuso la detención en carácter de incomunicado a Héctor Quipildor, quien será trasladado durante la jornada del martes hacia los Tribunales a fin de ser indagado por el magistrado por el hecho de sangre.

Por otro lado, se conoció que debido a la gran cantidad de sangre que sufriera Irene del Valle Valti, la misma continúa internada en el hospital con pronóstico reservado.