El hecho se registró en la mañana del 1 de enero. El lesionado, un reconocido boxeador local, fue dado de alta. El presunto agresor se encuentra detenido. Intervino el Juzgado de Instrucción N° 1 por tentativa de homicidio.

Durante la media mañana de Año Nuevo se registró un violento episodio con una persona lesionada en las inmediaciones de Cambaceres al 600, que derivó en su traslado inmediato al Hospital Regional Río Grande y un hombre detenido a escasos metros al lugar, identificado como el presunto agresor.

El sujeto herido con un tubo fluorescente de iluminación desprendido de un cartel lumínico, Adrián Garzón, un reconocido boxeador local de 34 años, fue dado de alta del nosocomio, este sábado, tras la herida recibida en el bíceps del brazo derecho, que le provocó una importante pérdida de sangre en un edificio de la dirección señalada.

El propio hermano del herido, Cristian Garzón, acudió a la Comisaría Tercera minutos después de las 11 de la mañana del viernes de Año Nuevo para advertir la situación en el domicilio de Cambaceres, a 20 metros de la dependencia policial, y reconoció a Erik Barrientos Mallón como el agresor.

Posterior al retiro de la ambulancia del nosocomio, los efectivos policiales intervinieron en el edificio de Luisa Rosso al 500, a escasa distancia, donde el propio Mallón liberó un perro raza pitbull para evitar la llegada del personal, pero ninguno de los agentes resultó herido.

En el hecho intervino judicialmente el Juzgado de Instrucción N° 1 del Distrito Judicial Norte, a cargo del doctor Daniel Césari Hernández, quien a su vez corrió vista al Juzgado Federal por el hallazgo de ocho cigarrillo de armado artesanal de marihuana; elementos secuestrados por los cuales se notificó de derechos y garantías a Luciano Mallón.

En tanto, la investigación del Juzgado de Instrucción fue caratulada como “tentativa de homicidio”, por lo cual Erik Mallón quedó detenido en carácter de comunicado.