El fiscal penal de La Plata Álvaro Garganta pidió este viernes que se le prohíba salir del país al ex gobernador bonaerense Daniel Scioli y que se lo inhiba por 180 millones de pesos, en la causa en la que se lo investiga por irregularidades en la contratación de obras públicas para la construcción de las Unidades de Pronta Atención (UPA).

El fiscal había citado a declaración indagatoria a Scioli para este jueves, por la adjudicación supuestamente de manera irregular a un empresario cercano de $117 millones para la construcción de nueve centros UPA.

El ex gobernador cumplió con el requerimiento judicial y presentó ayer un escrito en donde rechazó las acusaciones en su contra.

Además de Scioli, el Fiscal también citó a indagatoria al ex ministro de Salud bonaerense Alejandro Collia y al empresario Ricardo Miller, que le alquilaba y luego le compró una posada a metros de La Ñata (la residencia ubicada en el Tigre).

La denuncia inicial la realizó la diputada nacional Elisa Carrió. “Se detectaron diversas irregularidades que demuestran un claro interés para beneficiar a la empresa de Miller”, resumió Garganta su resolución.

En el escrito que presentó para defenderse, Scioli aseguró: “Todas las contrataciones durante mi gestión se realizaron en el marco de la normativa vigente, con el aval y la conformidad de todos los Organismos de la Constitución y la posterior aprobación por parte del Honorable Tribunal de Cuentas, quienes confirmaron su regularidad”.

“No es cierto que se haya alterado el procedimiento administrativo del Ministerio de Salud para la provisión de las UPA para beneficiar a un proveedor determinado”, precisó.

 

 

Fuente: Infobae