El choque fue protagonizado por un Peugeot 308 blanco (Thorne) y un Fiat Palio rojo (Irigoyen), los que terminaron con destrozos importantes en la parte frontal y daños diversos en el resto de sendos vehículos. Un menor y dos mujeres fueron trasladados al hospital producto del grave accidente.

Ambos rodados terminaron sobre la vereda y a escasos centímetros de un Mercado del barrio, donde además se juntan algunas chicas a jugar en su vereda.

Atento a esto, la dueño reconoció que el siniestro pudo terminar con peores consecuencias para “mi hija y mis vecinitas” además de clientes. Reclamo un lomo de burro porque “nadie respeta el disco ceda el paso” que se ubica sobre Thorne.