Por Esteban Parovel.- El conjunto de Sebastián Morales, que viene de superar el fin de semana a Boca Juniors, se medirá hoy ante Obras. El jugador surgido del básquet fueguino viene de dos buenos rendimientos y buscará junto al calamar extender el grato presente. En el clásico patagónico, Gimnasia de Comodoro superó a Hispano, y hoy jugará con Bahía Basket.

La Liga Nacional de Básquet sigue su curso y tras la disputa de las fechas 3 y 4 de la Conferencia Norte, a partir de hoy se dará la acción por partida doble de los elencos de la Zona Sur, que tendrán su continuidad competitiva al haber jugado sus dos primeros compromisos en el transcurso del viernes y el sábado. Justamente, en el marco de los conjuntos sureños se encuentran los dos representantes de la Patagonia: Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia e Hispano Americano de Río Gallegos; y el elenco de Platense, que cuenta en sus filas con Sebastián Morales, jugador surgido de la cantera basquetbolera de la Tierra del Fuego.

El Calamar, que se repuso rápido a la caída sufrida ante Peñarol en el debut, arriba a la jornada de hoy con una resonante victoria sobre Boca Juniors, por 85 a 82, con un buen aporte de Sebastián Morales, que en la temporada, mérito a su presencia y trayectoria en el Marrón, es el capitán del equipo en la Liga. El Flaco marcó 11 puntos -misma cantidad que en la derrota con los marplatenses-, colaboró con 4 rebotes y dio una asistencia, además de su clásico sacrificio y oficio en defensa, saltando desde la banca en el equipo conducido por Vázquez, que lo tuvo al base Lugli, con 17 puntos, y a Mansilla, con 14 unidades, como las principales vías de goleo en ataque.

Este martes, desde las 19:00, Platense medirá fuerzas con el dueño de casa de la burbuja de Conferencia Sur. Precisamente, el rival de turno será Obras Sanitarias, con el deseo de seguir esta marcha triunfal encontrada el sábado, ante el Xeneize.

En cuanto a la actualidad de los equipos patagónicos, Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia superó a Hispano Americano de Río Gallegos, en el clásico de la región. Fue por 10 unidades, 78 a 68, con la figura excluyente del tirador Juan Manuel Rivero, que totalizó 21 puntos, y estuvo secundado en la ofensiva por Orrestra, con 18. Por su parte, en el Celeste galleguense se destacó, nuevamente, el extranjero Kelsey Barlow, con 18 puntos.

Diego Romero, capitán de Gimnasia, con sus 9 puntos, superó la barrera de las 4.000 unidades en la Liga Nacional y se ubica en el top de goleadores históricos de la escuadra comodorense en la competencia doméstica más importante de nuestro país. Ya integra el grupo selecto junto a Gabi Cocha, Pablo Moldú y Scott, como los jugadores que más puntos convirtieron en la historia del equipo a lo largo de la línea de tiempos de la Liga Nacional.

Romero venía de ser el gran artífice en el triunfo ante Argentino de Junín, en el cruce correspondiente a la programación de la primera fecha, con una planilla notable con 25 puntos, 11 rebotes y 5 pases gol; luciendo en cancha, de esta manera, toda su efectividad bajo el tablero y haciendo uso de su jerarquía en la pintura para sobresalir frente al Turco juninense, que contó con Javier Slider, con 20, como el arma ofensiva.

Hoy, a las 16:30, Gimnasia, que hasta el momento lleva dos partidos jugados y acumula dos victorias, jugará con Bahía Basket, que cuenta con dos traspiés consecutivos (96-95 con Boca y 101-56 con Ferro) e intentará hilvanar su primer éxito de la temporada. Por su parte, Hispano Americano, que cuenta con un registro de uno ganado (85-77 con Ferro) y uno perdido, abrirá la jornada ante el multicampeón de la Liga, San Lorenzo de Almagro.