Luego de la conferencia de prensa en Casa Rosada, la gobernadora Rosana Bertone fue consultada por A24 acerca del Acuerdo Fiscal y lo que tuvo que ceder cada provincia. Al respecto, Bertone dijo que “todos tuvimos que ceder un poco, la provincia resignó alrededor de $7oo millones de una tasa de verificación que nosotros cobrábamos a la industria electrónica, lo empresarios tienen que generar mayor competitividad y también tenemos que mejorar los servicios aduaneros.”

En referencia al polémico convenio firmado que congela los salarios de los trabajadores metalúrgicos por dos años, Bertone dijo que “los trabajadores han hecho un esfuerzo muy importante para poder sostener una baja de los precios en los productos electrónicos, que es algo que pretenden todos los argentinos para que haya una mayor venta en nuestro mercado local.”

En cuanto a los aspectos más controvertidos del acuerdo fiscal firmado por los gobernadores, Bertone señaló “el régimen jubilatorio nacional, otro la posibilidad de que la provincia de Buenos Aires renuncie o no al juicio, y tuvimos esta posibilidad de tener una compensación con un bono y se nos dio la posibilidad de existir.” Otro de los aspectos señalados fue el “nivel de litigiosidad” de las provincias con el gobierno nacional, que “fue saldado”.

“Algo que nos tranquilizó es que se conserve el 82% móvil para aquellos jubilados que tengan 30 años de efectiva y real prestación de servicios”, dijo la gobernadora y agregó “la eliminación delas jubilaciones de privilegio, que en algunos casos son derechos adquiridos, pero que generan una situación distorsiva en el sistema con respecto a gente que ha trabajado mucho tiempo y que no tiene la misma posibilidad.”