El secretario de Coordinación de Gabinete y Control de Gestión del Municipio, Agustín Tita, renovó la advertencia por las graves consecuencias que traerá aparejado a la ciudad la quita de casi 300 millones de pesos como consecuencia del congelamiento de la Unidad Fiscal para el ejercicio 2019 del Municipio, impulsada por Concejales.

“El Municipio es la principal institución pública de la ciudad y sus acciones están dirigidas a todos los ciudadanos. Sin embargo una quita de ese monto a sus fondos representa que muchas de estas acciones se verán perjudicadas”.

Además sostuvo que “quienes impulsan esto mienten cuando hablan de una actualización de 74%, jamás se planteó eso, la actualización que alcanza el 22%. Ya es evidente que existe una intención política por desfinanciar al Municipio, y es evidente también que sector político está detrás”.

“Es el mismo sector que aprobó sin objeciones el Presupuesto Nacional impuesto por el FMI”.

Tita recordó que “los impuestos y tasas del Municipio de Río Grande son los más bajos de la Provincia. Plantean la quita de estos 300 millones, pero sin propuestas alternativas. Esto la ciudad ya lo ha sufrido y ya hemos visto las consecuencias”.

“Hay un sector político que sólo pretende perjudicar la gestión municipal, sin medir las consecuencias sobre la población. Pero está claro que con lo que se aprobó no se desfinancia a la gestión Melella, se desfinancia a la ciudad”.

“Nuestra gestión le ha permitido a Río Grande tener el mejor sistema de salud pública, se ha triplicado la infraestructura deportiva, se promueve el acceso el mayor acceso a la tierra y la vivienda que jamás se haya hecho, el plan de obras llega cada año a todos los barrios, los servicios públicos mejoraron notablemente como el agua potable, el transporte público y la recolección de residuos. Eso es estar con la gente”, recalcó Tita.

“Por eso –dijo- es increíble ver que quienes ocupan una banca gracias al voto de la gente, irresponsablemente prefieren que todo esto se vea perjudicado, para poder cumplir un mandato político, que oculta las apetencias electorales. Eso es lamentable”.

Apoyo de ATE

El secretario General de ATE en Río Grande, Marcelo Córdoba, se refirió al desfinanciamiento al Municipio de Río Grande resuelto por el Concejo Deliberante, tras la votación del proyecto de ordenanza que congela la Unidad Fiscal para el ejercicio financiero 2019.

Esto provocaría, según denuncian desde el Ejecutivo, la pérdida de 300 millones de pesos.

Consultado al respecto, Córdoba dijo que “se viene anunciando un desfinanciamiento camuflado al municipio, y en realidad hay que defenderlo como ciudadano y como parte del pueblo”.

“Atacar un presupuesto que ya estaba destinado prácticamente de 300 millones es muy importante. No sólo para los trabajadores, que podrían mejorar sus condiciones de trabajo, sino para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, marcó.

Además indicó que “los presupuestos se arman en todo el país en base a los impuestos” opinando que “si lo concejales hubiesen contemplado esto, junto con el plan económico nacional que vino a deteriorar no solamente la vida de los trabajadores, sino de las instituciones; cómo han quedado los municipios a la deriva, esto profundiza una crisis”, entendió.

“En un marco democrático debería haberse tratado con más criterio porque los impuestos siempre se vuelcan a acciones para mejorar la calidad de vida del pueblo” dijo.

En este sentido, el gremialista entendió que “la clase política deberíamos estar un poco más a la altura de las circunstancias. Nuestra mirada es que la política debe estar al servicio del pueblo y de la gente, y no que después salgan con una cuestión mayor, que sea otro el objetivo. Justo cerca de las elecciones.  No creemos que sea justo”.

Finalmente, dijo que “el presupuesto es un sistema solidario de reparto, el que más tiene pone para ayudar al que menos tiene, y ese es el espíritu que tiene que prevalecer, y no la chicana política”, sentenció.