Hoy, el Intendente Daniel Harrington junto a la Subsecretaria de Gestión y Desarrollo Urbano, Valentina Vissani y el Director municipal de Catastro, Sebastian Bellafronte, finalizaron los trámites administrativos de lo que será la presentación de los planos de agrimensura del barrio “Altos de la Montaña” para su registro en catastro provincial.

Se trata de un arduo trabajo de relevamiento en conjunto entre las áreas de Catastro, Tierras Fiscales y Agrimensura de la Municipalidad. Se realizó la revisión de esquineros y puntos de coordenadas de construcciones, verificación de numeraciones de las parcelas y dimensiones de las calles, la constitución de las viviendas corroborando categorías, así como el armado del proyecto de mensuras para la realización de los planos definitivos a través de un profesional.

“Estos trámites administrativos (de preadjudicacion y resolución de reserva) habían comenzamos por el 2011, tenemos 10 años de atraso sobre la regularización de todo esto. Más allá de la infraestructura que también es necesaria, la base es acceder a una superficie de tierra que pueda llegar a ser propia cuando se complete el acto administrativo. Para ello tiene que estar la mensura registrada, es lo que estamos haciendo ahora”; indicó la funcionaria municipal.

Añadió que “se comenzó con el Barrio 9 de octubre, tuvo la primera presentación, por cercanía continuamos con este porque están lindantes, además venían las obras de infraestructura listas para empezar a ejecutar y necesitábamos esta herramienta para darle el aval de que se estaban haciendo”.

“Las próximas mensuras son la del macizo 206 del barrio ex Matadero; macizo 702 y 703 del Campo de Doma, es el tercer barrio municipal grande, como instancias más chicas de regularización. La mayoría están casi en la misma situación que fueron surgiendo en estos barrios, mucho tiempo de espera por decretos administrativos”, concluyó Valentina Vissani.

Sebastián Bellafronte, Director municipal de Catastro, indicó que, “a pedido del Intendente en el comienzo de la gestión, nos pusimos el objetivo de regularizar los barrios que no tenían mensura registrada. Comenzamos con trabajos de campo donde había que ir puerta a puerta, nos encontramos con los vecinos y le comentábamos lo que estábamos haciendo para que el día de mañana puedan empezar a pagar su tierra, recibiendo primero el decreto de adjudicación en venta”.

“En este barrio tenemos muchas construcciones. En el primer plano que trabajamos del barrio 9 de Octubre tenemos un 70% construido en 333 parcelas; en Altos de la Montaña tenemos un 30% de construcciones, aproximadamente 55 viviendas que eran necesarias registrar porque así lo requiere la presentación del plano”, detalló.

Daniel Harrington, el Intendente de Tolhuin, manifestó que “no se trata de barrios de ocupación irregular, dado que la gente no lo ocupó a través de una usurpación. La irregularidad la plantea el propio Municipio en gestiones anteriores con tenencias precarias, lo que hacemos es un trabajo de relevamiento para que todos los tenedores de tierra puedan regularizar su situación dominial. Primero lo hace el municipio, después lo va a hacer la gente cuando le empecemos a hacer el decreto de adjudicación en venta”.

También informó que “el hecho que haya la voluntad política de pagar a un profesional para que haga los planos, hacer un relevamiento de todo lo construido, chequear parcela por parcela que se respete para presentarlo como corresponde, significa un trabajo técnico que te permite justamente consolidar la estructura de un barrio”.

Continúo: “Con esto le empezamos a dar al vecino herramientas para constituir realmente el derecho de acceso a la tierra. Lo que parece un simple trámite burocrático tiene mucho impacto desde lo social, porque siempre hablamos de promover derechos, y eso es lo importante”.

Harrington aclaró: “Mucho se dijo respecto de este trabajo que se lleva adelante a lo largo de este año y 6 meses de gestión; la verdad es que hoy nos remitimos a las muestras. Pasó con el plano del barrio 9 de Octubre, desde catastro provincial, Martín Ibarra está reconociendo el trabajo que hace la Municipalidad en cuanto la regularización dominial de la tierra”.

“Parecen palabras complejas, pero es simple, es gestión, es consolidación de derechos, es consolidación de los barrios. Nosotros venimos a normalizar estas situaciones, sabemos que con la tierra de Tolhuin se especuló muchísimo, sabemos que la prioridad estaba enfocada quizás a otros loteos de mayores dimensiones y con otros objetivos, pero nuestro objetivo es claro. Consolidar los derechos de nuestra gente primero, después viene el resto. Primero la gente de Tolhuin”.