En la mañana de ayer se realizó una conferencia de prensa del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) en la que se planteó entre otros puntos la necesidad de una discusión paritaria para, no solo discutir una recomposición salarial, sino también para terminar con una política de ajuste que ha dejado a más de 50 docentes sin su fuente laboral.

Diana Román, dirigente del SUTEF provincial expresó  la necesidad de “paritarias libres y completas para que no se discuta sólo salario; queremos que se discuta también convenio colectivo de trabajo porque por no avanzar en esa discusión hay cargos sin homologar, hay compañeros esperando la titularización desde hace años, a pesar de los anuncios que hizo el Gobierno y que hoy están en una situación de inestabilidad que permite que mediante resoluciones y decretos haya bajas, sobre todo en media, con cierre de proyectos, caída de cargos y demás”.

La dirigente gremial afirmó que consideran “que esto se tiene que solucionar de raíz a través de una paritaria que contemple estos casos. Están anunciando por los medios que va ver paritarias probablemente durante el receso por eso nosotros nos organizamos mediante guardias para que en cualquier momento que nos convoquen pueda haber gente del gremio para poder asistir. Obviamente le queremos dar tranquilidad a los compañeros de que no se va a aceptar nada sin discutirlo primero con las bases y eso va a ser al momento de reincorporarnos en febrero”.

Román se refirió a la posibilidad del no inicio del ciclo lectivo 2019. “Es una medida que está en discusión sabemos que en estas condiciones no estaríamos en situación de empezar el ciclo lectivo normalmente; lo estamos evaluando y obviamente se consultara cuando los docentes nos incorporemos en febrero a las instituciones escolares”

Ni estabilidad ni edificios

Por su parte Soledad Rottaris, secretaria Adjunto del SUTEF Río Grande, aclaró que lo que el Gobierno provincial y el Ministro de Educación Diego Romero llama ordenar la planta funcional son bajas, y aseguró que este año se contabilizaron entre 50 y 60 docentes menos en el nivel medio. “Tenemos 5400 horas cátedra menos mensuales; la realidad es esa, obviamente eso también se traslada a nuestros niños que entendemos son los primeros atacados porque se les quita un recurso y nuestros docentes pierden los puestos laborales sobre todo en esta época del año con todo lo que implica. Están aprovechando el final del año para notificarlos aunque el decreto que anunció la Gobernadora allá por el año 2016 decía que esos cargos, que esas vacantes deberían estar resguardadas hasta que finalice el período de titularización, sin embargo con estas resoluciones no están cumpliendo con eso y están dando de baja a docentes”.

En este sentido Rottaris remarcó que al no haber mesa paritaria “llevemos tres años sin poder discutir el convenio colectivo para esta situación; en realidad hacen lo que quieren porque de un día para el otro dieron de baja a los auxiliares administrativos y de pronto empezaron a llamarlos de a uno y al que tenía sólo ese trabajo lo volvían a tomar pero al que tenía altos cargos como auxiliar administrativo le dejaban uno solo sin ningún criterio. Acá es donde vemos el ajuste y el achique sin ningún tipo de discreción”.

Alejandro Gómez, dirigente del SUTEF de Ushuaia, indicó que en pocos días se va estar discutiendo el presupuesto de la provincia “que no se compone solamente por la cuestión salarial sino por la infraestructura escolar y el tema edilicio. Al final del año llega una planilla a las escuelas donde los directivos deben decir qué se necesita en cada escuela para que el edificio que en óptimo estado. Nosotros vamos a tomar esas planillas  y vamos a hacer un relevamiento desde el sindicato para saber en qué situación están las escuelas y qué trabajo es necesario hacer durante el receso, luego vamos a ser el mismo relevamiento a principios de 2019 para ver qué fue lo que finalmente se hizo y en que se invirtió durante el receso escolar por qué ya nos ha pasado durante el año que las escuelas están en obra y se dificulta el dictado de clases o no se cumplen las condiciones mínimas en las que tienen que estar los edificios para dictar clases”.

En este sentido el dirigente gremial aseguró que “venimos viendo que hay empresas privadas en las escuelas desde que eliminaron servicios generales y tercerizaron esos trabajos; las obras además no salen a licitación, son dadas a dedo por esta emergencia educativa que ya lleva tres años”.

Sueldos retrasados

Por su parte Horacio Catena, secretario General del SUTEF provincial aseguró que “la población tiene que saber que la responsabilidad de que las clases se inicien es del Gobierno de la provincia; por eso nosotros responsablemente hoy decimos que al haber dos meses de licencia anual reglamentaria, tienen dos meses para poder discutir paritarias ya que se ve que han hecho caja y que la han guardado para la campaña. Estamos ansiosos de poder recuperar el poder adquisitivo y van a encontrar mucha receptividad en el sector docente para recomponer salario” y remarcó que “queremos salarios en blanco, aumento a los básicos del escalafón porque hace tres años que no hay un peso para el escalafón docente algo que distorsiona la pirámide salarial”.

El dirigente el SUTEF señaló algunos “parámetros mínimos” para tener en cuenta a la hora de determinar el aumento como que la inflación nacional llegó al 160 por ciento en estos tres años “y obviamente estamos muy lejos de ese porcentaje. Podemos tomar otros parámetros, porque la economía está completamente dolarizada y no por los trabajadores; el dólar aumentó el 291 por ciento, eso hace que un trabajador que en diciembre de 2015 percibía por un cargo de 14 horas cátedra el equivalente a 2488 dólares y hoy ese mismo cargo, más antigüedad, con la misma cantidad de horas cobra 815 dólares” al tiempo que brindó otros porcentajes como la nafta que sufrió un aumento del 194 por ciento; el gas el 3008 por ciento y ni hablar de los servicios públicos provinciales.