El diputado electo por Cambiemos, Héctor “Tito” Stefani dijo que con el proyecto de Reforma Tributaria “la provincia está frente a una gran oportunidad. Tenemos que aprovecharla para cambiar algunas cosas” y remarcó la necesidad de “reconvertir la matriz productiva en otras cuestiones”. Para ello, Stefani argumentó que a él “en la vida me gusta ser protagonista, no víctima; no le echo la culpa a nadie de lo que me pasa. Busco qué cosas puedo hacer diferentes cuando me equivoqué y qué cosas puedo modificar para que me vaya mejor en el futuro. Es un ejercicio que en TDF nos debemos.”

Stefani aclaró que el proyecto “es para discusión, para mejorar. Está pensado para beneficiar a 40 millones de argentinos, no para perjudicar a 200 mil o 250 mil fueguinos”, pero remarcó que en el espíritu del proyecto “lo que está escrito es eliminar un impuesto a un bien suntuario, que es una cuestión distorsiva dentro de la economía”.

El diputado electo también habló sobre la firma del acuerdo en Casa de Gobierno  “a la cual asistí con mucho gusto para empoderarla, y estaban ausentes los empresarios. Mi trabajo es en pos de los trabajadores que son los rehenes de este sistema, sobre todo de la ley en lo que se refiere al subrégimen industrial. Pero la verdad es que hubo un puñado de empresarios, diez o doce, no más, que se llevaron fortuna de esta isla y no le dejaron nada. Me parece que la oportunidad es esa”.

Ampliando el punto, remarcó que “necesitamos empresarios porque son los que generan trabajo. El marco para establecer las condiciones para establecer cuáles son las condiciones con las que se mueve el empresario, lo establece el Estado. Si los empresarios ganan fortuna y hacen cualquiera, es responsabilidad del Estado, no de los empresarios”.

Stefani se mostró optimista en cuanto a que “este tema del impuesto interno se va a solucionar. Los empresarios van a pagar menos cargas, y esas cargas van a tener un índice de incremento paulatino y también lo va a tener el impuesto. Esto se va a resolver, pero lo que no nos puede pasar es que aparece la crisis, tenemos la oportunidad, la resolvimos así nomás y nos dormimos hasta la próxima crisis. Estamos en crisis hace diez años”.

Adelantó que desde su espacio, “lo que vamos a decir es que queremos sostener la capacidad instalada, que no queremos perder puestos de trabajo, que queremos parecernos a Manaos en todo sentido, queremos estas empresas les presten servicios a otras empresas menores, queremos mejorar el nivel de capacitación de nuestros operarios. Es lo que le propongo al Gobierno nacional, sobre un espacio que pretende ser federal de política”.