Programas nacionales como Procrear II y Casa Propia implican un importante beneficio económico para la ciudad, ya que no sólo brindan una solución habitacional, sino que también generan empleo, motorizan la economía y dinamizan el comercio.

Sólo con los 214 créditos que ya fueron otorgados, son 1000 millones de pesos que se destinan a la economía de la ciudad; a lo cual se sumarán los 725 que fueron sorteados recientemente.

La Gestión Municipal acompañó a los vecinos y vecinas en todo el proceso, desplegando, por un lado, el operativo “Ventanilla Única”, el cual buscó facilitar a los postulantes la presentación de los requerimientos y la carga de datos; como así también brindar información y evacuar dudas a quienes lo requieran.

Además, 1600 vecinos y vecinas utilizaron el dispositivo “Ventanilla Única” para trámites y consultas; mientras que 948 reunieron todos los requisitos para lograr la inscripción, lo cual representa un 60%.

Por otra parte, el intendente Martín Perez firmó un convenio con la Cámara de Comercio, para que los inscriptos, a través de la Ventanilla Única, a los programas “Casa Propia” y Procrear II, accedan a importantes descuentos en la compra de materiales de construcción, buscando con estas acciones cuidar el bolsillo de las familias riograndenses y profundizar la política habitacional.

Finalmente, se destaca que, a estos programas nacionales de acceso a la vivienda, junto a los beneficios que desde el Municipio se están logrando para las familias, se suman otras líneas de operación que tienen que ver con el acceso a la tierra.

La Emergencia Habitacional, aprobada por el Concejo Deliberante, le permitirá al Municipio hacerse de suelo urbano para dar más soluciones habitacionales y romper con la burbuja inmobiliaria que hace años aqueja a Río Grande, acercándose así cada vez más al sueño de la casa propia de cada habitante de la ciudad.