Por Silvana Minue-“Somos Sobrevivientes, crónicas de abuso sexual en la infancia” fue publicado el 1° de noviembre y ya se puede encontrar en las librerías del país, a través de la Editorial Alfaguara. Ocho escritores y escritoras: Claudia Aboaf, Félix Bruzzone, Gabriela Cabezón Cámara, Juan Carlos Kreimer, Fabián Martínez Siccardi, Sergio Olguín, Claudia Piñeiro y Dolores Reyes, llevaron a la escritura las voces testimonios.
La asociación civil “Adultxs por los derechos de la infancia” lleva su acción por todo el país desde el año 2012, fue creada por víctimas del delito de abuso sexual en la infancia, y está integrado por adultos protectores de niños y niñas víctimas en el presente, para visibilizar esta lucha urgente en las comunidades. Los referentes son Silvia Piceda y Sebastián Cuattromo, lanzaron una nueva herramienta para visibilizar el dolor que deja el abuso, además se suma a los encuentros, charlas entre sobrevivientes en todo el país, entrevistas en medios de comunicación, acciones legales contra los abusadores, y colaboración con otros movimientos colectivos.
Silvia Piceda es sobreviviente del abuso que le provocó en su niñez un compañero de trabajo del padre y por un primo. Luego, en los 90′ se juntó con Dalmiro Suárez, quien ya tenía una hija de una pareja anterior, y tuvieron una niña entre ambos y luego se separaron. Ya en el año 2009 la hija más grande del hombre le contó a Piceda que había sido abusada por el padre. En ese momento, junto a la pequeña hija Jazmín comenzaron una odisea judicial ya que el juez platense Hugo Adrián Rondina, obligó a Silvia a que la hija de ambos debería continuar el vínculo con su padre, con ella agarró a Jazmin, de por entonces 11 años y escapó de la casa para comenzar a vivir desconociendo la decisión judicial para protegerse de progenitor acusado por abuso.
“Para nosotros es importantísimo el lanzamiento del libro”, anunció en dialogo con TIEMPO FUEGUINO, la referente de Silvia Piceda. “Es importante que escritores de primera línea, que abrieron su talento para escucharlos y para transformarlo en un hecho literario”, sostuvo.
“Como victimas aprendimos que, al hablar de esto, vamos sanando. En una época que no podíamos hablar, fue el silencio lo que más daño nos causó, y el silencio es el mayor culpable con todos los abusadores”, sentenció sobre esta posibilidad de relatar sus historias.
“Consideramos que los sobrevivientes adultos, al comenzar a hablar, se empieza a dar voz a aquellos que no lo pueden decir. Y esto nos recuerda a todos, que el abuso sexual en las infancias lo podemos parar los adultos, o sea, la responsabilidad que tenemos los adultos es intentar que las niñas y los niños de hoy crezcan con felices y protegidos y desde la Asociación Civil intentamos ayudar a otros adultos a hablar y a otros adultos y a despertar la atención en el cuidado hacia niños, niñas y adolescentes”, relató.

Con el auge de las organizaciones de madres y padres protectores que reclaman que la Justicia no sea cómplice del abuso y que actúe en contra de los culpables, Pineda apuntó finalmente que “conozco la lucha de la madre, de hecho, yo soy una de ellas, pero con la diferencia de que cuando comencé a proteger a mi hija no había un grupo de pares. Ahora vemos que hay un movimiento imparable de sobrevivientes y protectores que comenzamos a no escondernos y salimos a defender. Es un cambio social y sustancial que no lo vemos dentro del Poder Judicial, está atrasado. Es la misma sociedad que esta adelantada, armando grupos en todo el país. Nosotros comenzamos a actuar y a unirnos para no escondernos, hasta que el estado haga efectivo su obligación de cuidar a las infancias y que el Poder Judicial deje ser cómplice de los abusares y que comience a defender a los niños y niñas”.

Los datos de contacto de la Asociación civil “Adultxs por los Derechos de la Infancia”:
Facebook: Adultxs por los derechos de la infancia
Twitter: @adultxs
Instagram: @adultxs1
YouTube: Adultxs por los Derechos de la Infancia

Teléfono: 011 1569729541