Ayer fueron despedidos otros nueve trabajadores de la empresa de limpieza. Denuncian que quedaron cesantes por participar en las protestas. Ahora advirtieron que van a tomar edificios públicos en Ushuaia hasta tener una respuesta del Gobierno.

La empresa es contratista del estado provincial y presta servicios en varios entes autárquicos, así como en las dependencias dependientes del Ministerio de Salud.

“Hace un año venimos con el reclamo. Veníamos trabajando sobre hora. Te obligaban a trabajar de lunes a viernes en el AREF y el fin de semana trabajábamos en el hospital. Los viernes, de 8 a 12 en el AREF y de 16 a 20 en el IPV, después me tenía que presentar a las 22 hs en el hospital hasta el otro día, si el sábado era feriado volvía a trabajar el sábado a la noche. Esa era mi situación y la de mis compañeras, éramos como 10”, dijo Claudia Segundo, una de las empleadas despedidas.

Y agregó: “Nos empezamos a cansar. Hubo compañeras que cayeron en la ART por lumbalgia. El tema era que también nos pagaban de a puchos: El 15 nos pagaban $5000, el 20 otros $5000 y después nos pagaban el resto. Así casi un año”.

La semana pasada, el CECU había comenzado con las manifestaciones en el AREF y el en Ministerio de Salud. Este martes, autoridades del Ministerio de Salud, radicaron una denuncia policial contra el Centro de Empleados de Comercio Ushuaia por poner en riesgo una cantidad millonaria de insumos destinados a combatir la pandemia de COVID-19.

“Estábamos en la protesta y nos caen telegramas a todos. Hay dos personas resguardadas por Covid y también fueron despedidos con la excusa que los vieron en la protesta”, afirmó Segundo por FM Masters.

Y aseguró que “en plena pandemia, cuando nadie podía hacer reuniones, ellos nos llaman a una reunión, nos sacan los celulares y nos piden que si nosotros no sacábamos al CECU y al abogado del medio, íbamos a quedar despedidas”.

“La vamos a seguir peleando porque detrás de nosotras hay 30 compañeros”, concluyó la ex empleada.