La diputada Carolina Yutrovic se refirió a la solicitud de la Red Parlamentarias Fueguinas en participar del debate en torno a la denominación de la Casa de la Mujer, de la Municipalidad de Ushuaia.

En declaraciones a FM MASTER`S, Yutrovic, que también integra esta red, sostuvo que “hay una discusión que no está buena en los términos que se lleva adelante, no se trata de competir o antagonizar el tema del nombre de la Casa de la Mujer y de los espacios internos, que se ha buscado que haya mayor representación de mujeres en ellos”.

En este sentido, recordó que durante la inauguración del edificio “se dejó claro que el criterio del nombre tiene que ver con la mujer en su actividad política, y nombrar a aquellas mujeres que han tenido un cargo de decisión. No hay una cuestión de discriminación a las pioneras fueguinas, todo lo contrario”.

“No voy a hablar en nombre de la municipalidad, pero hay un proyecto de un paseo similar al de la Plaza Malvinas para realzar el trabajo de las mujeres. Entonces además se trabaja para tener una casa que nos contenga a todas y no me parece que se trate de impulsar una división en la sociedad por parte de algunas personas. Entonces desde la Red de Parlamentarias queremos dar nuestra opinión porque acompañamos la inauguración y esperamos ser escuchadas”, aseguró.

Consultada si quien lleva adelante el reclamo, Chispita Fadul, busca una oportunidad política con el reclamo, Yutrovic, contestó que “claramente lo está utilizando políticamente, y quizás otras personas de buena fe se suman a esto, pero nosotras no lo planteamos en un tono de división. Realmente hay una actitud de parte de Chispita bastante agresiva, no en el sentido de violencia, sino de exigir cosas, de un grupo de mujeres, que no llega a 20 personas arrojándose la representación de un colectivo”.

“Entonces hay que escuchar a todos, no solo a un grupo, porque sino también nosotras podemos ir al Concejo, plantarnos con un grupo de mujeres y decir lo contrario. No es la forma, hay que convocar al diálogo. Si alguien que lo plantea en términos de posicionarse políticamente, creo que es claramente Chispita”, remarcó.

“Lamento que se tome este tema para confrontar a los vecinos y vecinas de la ciudad, porque la Casa tiene una intención de ser un espacio de contención y acompañamiento y de recepcionar las necesidades de muchas mujeres, en este caso de Ushuaia”, finalizó.