Desde el domingo que se desarrollan las serenatas estudiantiles en el cono de sombras de Río Grande, y comenzaron a circular comentarios en las redes denunciando casos de chicos alcoholizados.

“A los chicos que viene alcoholizados que vienen de las previas no los echamos, porque es mejor que estén ahí, con nosotros cuidándolos. Si los chicos entraban con alcohol…pipeta, y se llama a la familia, no es verdad que no haya control”, aseguró el gerente de la agencia de deportes del municipio, Diego Lasalle.

Ayer fue la segunda noche de las serenatas, con los chicos bailando en el Cono de Sombras hasta casi las 6 de la mañana. Pero algunos vecinos de la calle Thorne se quejaron por el fuerte volumen de la música, reclamo que fue escuchado por las autoridades, pero sobre todo por el encargado de bajarlo, el DJ.

Las serenatas se están gestando hace tres meses, es un espacio donde también se capacita en RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) a los vocales de cada curso.

Este domingo hubo casi 800 chicos que participaron de la jornada de esparcimiento, aunque algunos de ellos asistieron al lugar con varios grados de alcohol, provenientes de las fiestas que se desarrollan en los hogares.

“No es que nosotros organizamos y están los chicos desperdigados por la ciudad, los chicos van ahí, esto les da seguridad a los chicos que participan. Hay ambulancias, enfermeros, policías, control de tránsito, y los chicos aceptan este espacio de contención”, dijo Lasalle por Fm Del Pueblo.

Y criticó a quienes hacen comentarios en las redes estigmatizando a los chicos y los invitó a que acudan al evento “para que vean que los chicos están contenidos”.