Los casos se registraron durante el fin de semana largo y los vecinos buscan justicia por la seguidilla de repudiables hechos que terminaron con la vida de seis perros.

Vecinos de la calle Ángela Loig (entre Antártida Argentina y Ricardo Rojas) denunciaron en las últimas horas que, al menos, seis perros murieron a causa de envenenamiento en los patios de las viviendas.

Los primeros casos trascendieron este fin de semana y el alerta se dio a través de las redes sociales, donde se anunció que una persona sin identificar arrojó, en veredas e inclusive patios de las viviendas ubicadas sobre Loig, una sustancia que generó síntomas compatibles con envenenamiento previo al deceso de los perros.

Los testimonios aportados por los propios vecinos dieron cuenta de un efecto inmediato del veneno o la sustancia utilizada, que no dio tiempo a una atención médica urgente. De hecho, en algunas de las situaciones se pudieron identificar restos de vidrio molido en la orina de los animales, antes de la muerte que se suscitó en cuestión de minutos.

A partir del derrotero de los hechos se presentaron cuatro denuncias policiales, por lo cual los vecinos están expectantes respecto de la investigación que pueda realizar la fuerza policial, en la búsqueda de justicia por los tristes episodios de los últimos días.

Entre los testimonios brindados existen sospechas en torno a otro vecino que habría amenazado de envenenar a perros de esa cuadra hace aproximadamente dos meses.