Según una investigación de UNICEF realizada en más de 8.400 jóvenes de entre 13 y 29 años de 9 países latinoamericanos incluida Argentina, 1 de cada 3 jóvenes siente ansiedad producto de la pandemia de SARS-CoV-2.

De esta forma lo informó el Defensor Adjunto de la Defensoría del Pueblo bonaerense, Walter Martello, quien exigió medidas que aborden este impacto en la salud mental de los jóvenes.

Quienes participaron, el 27% reportó sentir ansiedad y 15% depresión; en tanto la principal razón que influye en sus emociones actuales es la situación económica, detalló un comunicado del Defensor Adjunto.

Ante este contexto, con motivo del Día Mundial de la Salud que se celebra cada 7 de abril, Martello pidió redoblar esfuerzos en la diagramación y aplicación de políticas públicas destinadas a abordar el impacto que tiene la pandemia de COVID en niños, niñas y adolescentes.

El Observatorio de Derechos de NNyA de la Defensoría, en conjunto con el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, adhirieron a la campaña global 2021 de la Organización Mundial de la Salud que busca construir un mundo “más justo y saludable”.

Ambos observatorios emprenderán una serie de acciones para visibilizar el impacto de las medidas de distanciamiento social en jóvenes y profundizarán los estudios cuanti y cualitativos que realizan desde el inicio de la pandemia, en marzo del año pasado.

“Desde la Defensoría intensificando acciones, en estrecho contacto con la representación de la OMS en la Argentina, para concientizar y generar datos que sirvan en la elaboración de políticas públicas enfocadas a garantizar el derecho a la salud, especialmente en los sectores más vulnerables como son los niños, niñas y adolescentes”, explicó el Defensor del Pueblo Adjunto.