El Diputado Nacional Martín Pérez dijo que la reforma previsional que se votó ayer “es un acuerdo político entre los gobernadores y el presidente Macri, donde se le sacó la plata a los jubilados para favorecer a la provincia de Buenos Aires, en función de las necesidades políticas de la gobernadora Vidal y el espacio político de Cambiemos”.

En diálogo con Capicúa TDF, Pérez dijo que “cambiaron la fórmula de la movilidad jubilatoria, con lo cual el próximo aumento el mes de marzo los jubilados van a perder 600 pesos. Quieren lavar sus culpas con una especie de plus de 43 pesos que ha querido inventar en la negociación en el senado.”

Para el diputado “las reformas se están haciendo a fuerza de presión no de consenso” y relató que “en Tierra de Fuego de un día para el otro nos enteramos que se estaba tomando una decisión que llevaba al derrumbe la provincia, desde el punto de vista de los impuestos internos y obligaron a negociar sobre la base del apriete y la extorsión.”

Pérez también habló sobre una resolución del ministerio de economía de la nación que plantea la quita de licencias no automáticas para productos electrónicos importados, “con lo cual va a ser mucho más fácil desde hoy en adelante poder importar electrónicos en Argentina. Imagino que ha sido una decisión de que no ha sido consultada con el gobierno de la provincia ni con ningún actor vinculante en tierra del fuego y muchos se enteraran a través de los medios como ha venido sucediendo.”