En Río Grande se comenzó a fabricar madera plástica. La labor es llevada a cabo por la empresa Mak Plast, quienes producen a escala industrial aprovechando todo tipo de residuos plásticos tanto domiciliarios como de la industria y las convierten en pionera de este rubro en la ciudad.

La madera plástica es un material inalterable, versátil y mucho más duradero, ecológico y conveniente que la madera tradicional. Como beneficios se destaca la gran resistencia a la corrosión, a la humedad, a las inclemencias climáticas y a las plagas, que no requiere mantenimiento, no se astilla y sustituye el uso de madera de bosques nativos o cultivados, generando un impacto social como ambiental positivo.

Hay que destacar que, para contribuir a tal fin, actualmente, el Municipio dispuso un nuevo Eco Punto en las afueras de la fábrica Mak Plast, en la intersección de las calles Combate de Montevideo y 25 de mayo, en la zona del Parque Industrial. Las vecinas y los vecinos pueden acercar las ecobotellas que fabriquen en sus domicilios.

Al promover estas políticas que permitan cuidar la ciudad y contribuir a un ambiente saludable, el Estado Municipal contribuye al diseño de proyectos productivos y a la puesta en marcha de emprendimientos vinculados a la economía circular, a la generación de valor agregado local y de empleo verde.

Desde el Municipio renuevan su compromiso con el cuidado de la ciudad y del ambiente, porque entienden que se trata de un camino a largo plazo, de concientización y trabajo de los diversos actores de la sociedad.