Decirse máximo goleador en la historia de un equipo es un privilegio reservado para unos pocos. Martín Palermo es uno de ellos.

Hoy, domingo de pascua, se cumplen 10 años de un acontecimiento insospechado durante décadas y décadas que un futbolista de Boca que alcanzó y superó la marca de 218 goles que había establecido Roberto Cherro en los ’30: Martín Palermo lo hizo.

‘El Loco’ es el jugador que más goles ha hecho hasta el momento con la camiseta de Boca Juniors: 236.

Fue un 12 de abril de 2010 cuando el nacido en La Plata, el 7 de noviembre de 1973, convirtió su gol 219 en un doblete al Arsenal de Sarandí en La Bombonera; Boca ganó 4-0. De esa forma superó a Roberto Cherro, “Cabecita de Oro”; como el máximo artillero en la historia del cuadro Xeneize.

Un personaje del fútbol histórico

‘El optimista del gol’, un apodo que se ganó durante su etapa como jugador dirigido por Carlos Bianchi.

Conocido también como “el Loco” y “el Titán”; el platense Palermo tenía 36 años en aquel entonces y disputaba su novena temporada con el equipo boquense. La primera etapa fue de 1997-2000 con 91 goles en 124 partidos y la segunda de 2004-2010 con 145 goles en 280 partidos. Cabe recordar que en ese intermedio jugó unos años en Europa.

En la primera etapa fue decisivo en las conquistas de una Copa Libertadores, una Copa Intercontinental y 6 torneos nacionales; mientras que en la segunda etapa fue partícipe del logro de otra Copa Libertadores y 2 veces de la Copa Sudamericana y otras 2 de la Recopa Sudamericana.

De carácter y temperamento polémicos, Palermo es recordado de manera peculiar por sus palabras en aquel encuentro contra Chivas de la Copa Libertadores de 2005.

La afición Xeneize tuvo que esperar 72 años para que alguien superara la marca de Roberto Cherro, nacido en 1906 y fallecido en 1965. Un emblemático jugador que consiguió su propia marca de 218 goles en 12 temporadas como figura del equipo; de 1926-1938.

Cherro fue campeón de Liga con Boca en 5 ocasiones, medalla de plata con la selección Argentina en los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928 y subcampeón mundial en Uruguay 1930.

Palermo tuvo años gloriosos con la camiseta azul y amarilla del equipo de sus amores: Ganó 6 ligas, 2 Copas Libertadores, una Copa Intercontinental, 2 Copas Sudamericanas y 3 Recopas Sudamericanas. Quien fuera alguna vez el DT del Pachuca de México se ha ganado un lugar de oro en la historia de Boca.

Los 236 goles de Palermo lo convierten en el máximo artillero de la historia de Boca por delante de Cherro, Francisco Varallo, Domingo Tarascone, Jaime Sarlanga y Mario Boyé. Además, es el quinto goleador de la historia del fútbol argentino y está entre los 150 jugadores que más goles han convertido en la historia de las ligas de Primera División de todo el mundo.

Además de la camiseta de Boca vistió las de Estudiantes de La Plata, Villarreal, Betis y Deportivo Alavés de España. Por supuesto, no podía faltar la de la Selección Nacional, un total de 15 veces, con 9 goles convertidos, incluido el del 22 de junio de 2010 a Grecia por el Mundial de Sudáfrica.

Entre los episodios desdichados en su trayectoria como futbolista se registran 2 lesiones graves y su ingreso al Récord Guinness al 4 de julio de 1999 cuando falló 3 penales en un mismo partido, contra Colombia por la Copa América.

Volcado abiertamente a la dirección técnica, Palermo ha tenido hasta aquí un paso al mando del plantel de Godoy Cruz Antonio Tomba de Mendoza y otro al frente de Arsenal, ambos sin mayor suceso.