Hoy, la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud confirmó la llegada al país de la nueva variante del SARS-CoV-2 identificada en Río de Janeiro. La misma había sido registrada en Brasil en octubre del año pasado y no se había podido determinar si esta nueva cepa era más contagiosa o más peligrosa de las que ya conocemos.

La directora científico-técnica del Instituto Malbrán, Claudia Perandones -en diálogo con Infobae- declaró que “realizar el seguimiento de estas variaciones a través de una vigilancia genómica de la población viral circulante en el país, especialmente, después de la presión vacunal”. La misma es “fundamental para asegurar la correcta cobertura de los linajes circulantes en la estrategia elegida”.

Hay que resaltar que esta vigilancia epidemiológica del virus en nuestro país fue puesta en marcha a principios de 2021 y consiste en la realización de la secuenciación del genoma completa a todos aquellos que hayan dado positivo en coronavirus y que hayan estado, recientemente, en regiones europeas (haciendo referencia a la variante localizada en Reino Unido).

Por otro lado, Pascual Fidelio, el director de la Administración indicó: “ANLIS Malbrán, junto a su capital humano, tecnológico y su desarrollo científico y técnico, está en condiciones de analizar el movimiento de diferentes enfermedades en la región”.

“Esto ayudará a tomar mejores decisiones desde el Ministerio de Salud de la Nación para la mejora de la calidad de vida de los argentinos”; agregó Fidelio.