Por Silvana Minue.-

Mediante decreto 1333/2020 el gobernador Gustavo Melella procedió a la promulgación de la ley provincial 1321 la cual modifica la ley orgánica del Poder Judicial para fijar en 5 la cantidad de miembros del Superior Tribunal de Justicia, generando así dos vacantes que deberán ser cubiertas mediante el proceso pertinente.

¿Y qué pasó con la paridad de género en la justicia? El legislador Federico Sciurano explicó en FM MASTER`S: “ha sido un tema que la Legislatura ha tratado con las herramientas constitucionales. El tema fue solicitado en función del STJ, a partir de ahí la Legislatura abrió los mecanismos como corresponde, que fue hacer las consultas en la Comisión Nº6 de Justicia se consultó a distintas instituciones, a los colegios de abogados, los gremios, a cada uno que solicitó espacio para opinar sobre el tema el Presidente de la Comisión le dio el espacio”.

En este sentido, el parlamentario explicó que “hay una realidad en que la Legislatura está compuesta por cinco bloques políticos con ideologías muy diversas, y el dictamen fue por unanimidad y la votación también. Además, el Poder Ejecutivo se expresó a favor de esto, recuerdo el planteo de la Ministra de Justicia y Gobierno confirmando el acompañamiento. Cada uno tiene derecho en dar su opinión y está bien que sea así en un sistema democrático”. Por lo cual sobre la opinión de otros sectores apuntó que “hay personas que conozco y apreció de muchos años que sé que opinan de una manera distinta a como se resolvió la situación. Pero en esta oportunidad se siguió una línea de respeto institucional y siendo respetuoso se tomó una decisión con un criterio amplio”.

La paridad de género

Consultado porque no hubo avance en el pedido que realizaron organizaciones feministas sobre una ampliación del Tribunal con una perspectiva de género, Sciurano aseveró que “la enmienda constitucional plantea que solamente le da potestad a la Legislatura para que en función de una solicitud del STJ poder ampliar el cupo de jueces de tres a cinco, solamente para eso se autorizó la modificación, no autoriza que modifique ninguna otra instancia que no sea esa. Mas allá de ello hubo discurso de la sanción de la ley que se habló sobre eso”.

“Este asunto esta tan institucionalizado, muy reglamentado por la Constitución esto no significa modificar una ley porque sí. Si el gobernador hubiera querido modificarla no hubiera podido tampoco la legislatura, salvo que lo solicite el mismo STJ. Comprendo la connotación de ampliación de derechos y está muy bien que este en la agenda pública. El límite que tiene el estado es constitucional no es de simpatía o antipatías, la legislatura estaba en condiciones de legislar sobre los integrantes del STJ no sobre otra cosa”.

Finalmente remarcó que “entiendo el malestar” de los movimientos feministas entonces “como se dieron las condiciones hay que apelar a la capacidad y mirada social de quienes después deben tomar la decisión sobre quienes ocuparán esos cargos”.