Este mediodía en el edificio de la calle Piedrabuena, se lleva adelante una reunión con los concejales, a pedido de Juan Manuel Romano, luego de la denuncia de una joven que lo involucra.

La joven de 17 años habría denunciado por golpes a un empleado del poder judicial, de nombre Ramiro Mair, en un supuesto hecho de violencia ocurrido en la madrugada del martes en la casa del concejal Romano en el barrio Río Pipo.

Luego de la denuncia, la justicia solicitó protección para la joven, quien dijo que si algo le pasa a ella es responsable Mair, quien trabaja en el edificio del superior tribunal de justicia.

En tanto que el concejal aclaró en redes sociales que se puso a entera disposición de la justicia “e incluso dejé mi teléfono celular para que la Policía Científica y la Justicia puedan tener todas las herramientas de análisis en un tema delicado del que no puedo dar detalles ni información en tanto esté la investigación”.