Así lo confirmó Oscar Bahamonde, secretario de finanzas del municipio, luego de haber firmado el viernes la pauta salarial con los municipales.

Los representantes de los gremios ASOEM y ATE, firmaron la pauta salarial con el municipio que incluye un aumento del 15%, un aumento del 100% en las asignaciones familiares y un pago de $ 2.500 no remunerativo.

El acuerdo del 15% de aumento conseguido por los trabajadores del municipio se aplica a partir del 1° de mayo con un 11%, y un 4% a partir del mes de septiembre. También contempla la famosa “cláusula gatillo” que permite actualizar el monto si lo supera la inflación.

“Sin comprometer la totalidad del presupuesto en salarios, siempre nos manejamos en un rango de entre el 55% del presupuesto para salarios”, dijo Bahamonde por Radio Fueguina y adelantó que ya se están preparando las liquidaciones para poder abonar el bono de $2500 antes de finalizar la semana.

Si bien el pago de la coparticipación a los municipios no está totalmente normalizado, Bahamonde dijo que “al menos tenemos esa previsión sobre con cuánto contamos por mes”.

Sobre los fondos del fideicomiso de los cuales se le adeudan al municipio más de $60 millones y que se destinarían a la planta potabilizadora, Bahamode manifestó que “estaría avanzada la tramitación para el pago de los certificados de obra de la planta pero tendríamos un problema con las redeterminaciones porque se ha metido un organismo provincial que antes no actuaba, y eso va a seguir retrasando los pagos”.

El organismo al que se refiere el secretario es la  Dirección Provincial de Redeterminación de Precios, encargada de fiscalizar este tipo de fondos destinados a distintos organismos municipales o al Tribunal de Cuentas.

De todas maneras, la municipalidad continúa pagando los certificados de obra. “Esperemos que este nuevo organismo que se ha metido no nos sigan demorando los desembolsos de fondos”, dijo Bahamonde.