La secretaría de Obras públicas del municipio de Río Grande, con Gabriela Castillo a la cabeza, presentó el presupuesto 2019 en el concejo deliberante, por un monto de $364 millones.

Castillo habló del “Plan 2019”, que contempla la modificación del presupuesto por el contexto económico del país, en el cual hay obras inconclusas que se comenzaron este año, debido a la readecuación de precios.

La funcionaria explicó “los rasgos de la localización, de los espacios recreativos y deportivos, las nuevas redes, el mantenimiento de lo existente. Un análisis sobre la tarifaria precisamente en lo que tiene que ver con los servicios que se ofrecen desde el área de obras públicas, como es el caso de las sanitarias, las conexiones, el mantenimiento de redes, las roturas y como se tienen contemplados en términos de unidades fiscales”.

Durante la exposición del presupuesto, el concejal Raúl Von Der Thusen abandonó la sala de la comisión. Para Castillo “la verdad no era la intención discutir con nadie, porque mostrar el Presupuesto es hablar del trabajo de mucha gente”.

Y agregó que “aun cuando hubiera puntos que no han sido de coincidencia, si se pudieran analizar respecto de esta mirada técnico política que se da desde la Secretaría para proponer un plan de trabajo, porque no es más que eso, el proyecto de presupuesto, si no transformar en números un plan de trabajo”.