Si bien los remiseros ya cuentan con sus licencias de remis, paralelamente deben realizar la habilitación de sus vehículos, para lo cual se les exige un reloj homologado por la autoridad de aplicación, el INTI.

Ahora los remiseros van a exigir a los concejales que se expidan sobre su pedido de una prórroga para obtener los relojes, o bien para modificar la ordenanza que así lo exige.

“Con el taxímetro cambia la modalidad de cobro, el taxi cobra por tiempo acumulado y es lo que encarece el viaje, la ficha que baja por segundo es acumulativa. Eso nos afecta porque estaríamos cobrando como el taxi, más de lo que cobramos actualmente y no queremos meterle la mano en el bolsillo a la gente, dijo el remisero Luis Medina.

La renovación anual se vence el 30 de noviembre y están esperando una prórroga para que se aplace la habilitación por unos meses. De no obtener la prórroga, deberán cambiar los relojes y cobrar como un taxi, ya que el reloj actual no lo pueden utilizar.