Esta semana, la empresa Cóccaro hnos comenzará con la construcción del cerco perimetral y estudios de movimiento de suelo, para el emplazamiento de la planta depuradora de líquidos cloacales en la Margen Sur.

La obra contará con la incorporación de entre 100 y 150 trabajadores, que serán empleados por un mínimo de 3 años. La mano de obra será local, igual que la adquisición de los insumos necesarios para la construcción.

“Además de los trabajadores que serán de la provincia, se mueve una serie de servicios que no tienen relación directa con la construcción de la planta, como las viandas para los trabajadores, o los traslados, entre otras”, dijo esta mañana el presidente de la DPOSS, Guillermo Worman.

El sábado, el municipio de Río Grande autorizó el comienzo de la obra, lo cual se logró mediante un diálogo formal con uno de los abogados de la DPOSS como interlocutor con Obras Públicas del municipio.