Así lo afirmó la concejal Miriam Mora, luego de la presentación del presupuesto de la agencia de deportes municipal ante el concejo deliberante de la ciudad.

Las “áreas que se verían afectadas luego del congelamiento de la Unidad Fiscal serían los subsidios a deportistas, las ayudas sociales para clubes, ONG, y becas”, dijo Mora, y aseguró que “el presupuesto se reduciría en alrededor de 300 millones de pesos”.

La concejal indicó que, desde la agencia de deportes municipal “no solo se trabaja en el deporte, y la juventud,  sino también en lo social, donde continuamente se incentiva a los chicos a la práctica del deporte, por lo cual son áreas muy sensibles, y el presupuesto con el que cuentan en función de todo lo que hacen es muy chico”.

Al respecto, la concejal verónica González dijo que “sabiendo que la cantidad de usuarios respecto de lo que son las actividades deportiva se ha incrementado, más allá de la capacidad que tienen cada uno de los establecimientos, sabiendo que todos y cada uno de los polideportivos van a necesitar un acompañamiento muy fuerte para poder sostener a futuro la actividad”.

Por su parte el concejal Rossi manifestó que la “presentación de la Agencia de Deportes fue muy clara, contundente, sobre de qué manera a través de iniciativas propias y de instituciones intermedias se pretende el próximo año llevar adelante políticas de inclusión y muy proactivas en lo que respecta a Deportes”.

Además sostuvo que las actividades de que se resentirían para el próximo año luego de la norma aprobada en la último sesión, el edil dijo que “lamentablemente serían todas las instituciones intermedias, y clubes serán los más afectados porque no habría manera de acompañarlos”, expuso, al tiempo que agregó que “hoy estamos con muchísimas incertidumbres porque no le podemos dar certeza a los vecinos sobre cuál será el plan de acción el próximo año debido a que un conjunto de ediles aprobó una norma que no es buena para la ciudad, y sin medir el impacto que traerá la misma sobre los vecinos”.