En un informe confidencial elaborado por la Armada Argentina y entregado a la cámara de diputados por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se desprende que el submarino ARA San Juan tenía como tarea secundaria la de monitorear a buques y aeronaves de las Islas Malvinas y que pudo haber estado a pocos kilómetros del archipiélago.

En el informe entregado la semana pasada, dice que uno de los objetivos del submarino perdido era “la localización, identificación, registro fotográfico/fílmico de buques frigoríficos, logísticos, petroleros, buques de investigación de otras banderas, etc., que se encontraran realizando alijo con un buque pesquero”.

Cabe recordar que tanto el Jefe de Gabinete, así como La Armada y el ministro de Defensa, Oscar Aguad habían negado que el submarino estuviera monitoreando las embarcaciones y aeronaves de Malvinas.