Esta semana, el Concejo Deliberante de Río Grande aprobó por unanimidad de sus miembros, la Rendición de Cuentas del Municipio correspondiente al año 2017. Esta aprobación sobre la administración de fondos públicos se suma a la que había hecho anteriormente el Tribunal de Cuentas

Al respecto, el secretario de Finanzas Públicas del Municipio, Oscar Bahamode, consideró que “estamos satisfechos porque no sólo se aprobó la rendición del año pasado por parte del órgano político de Río Grande que es el Concejo Deliberante, sino también por el órgano técnico que es el tribunal de Cuentas”.

Bahamonde destacó la importancia de la aprobación que se dio en el concejo deliberante por unanimidad, “ya que como todos saben el Cuerpo está conformado por concejales que acompañan nuestra gestión y por concejales que por lo general son críticos de lo que hacemos”, dijo.

“Nos pone muy contentos que todos los órganos de control que tiene el Municipio hayan aprobado la utilización del presupuesto municipal del año pasado. Es una buena consideración hacia la transparencia con la que hemos administrado los recursos de nuestros vecinos”, concluyó.