La diputada nacional del Frente de Todos por el Partido Social Patagónico, Carolina Yutrovic se refirió a las declaraciones del Gobernador Gustavo Melella por las demoras del gobierno nacional en el envío de recursos coparticipables.

Consultado sobre la deuda que los municipios reclaman a la provincia, el gobernador dijo en Radio Nacional que “nosotros tampoco recibimos todo como quisiéramos, recibimos coparticipación y regalías con demoras (de Nación)”.

“Estamos habituados a ver que cuando se es intendente, la culpa la tiene el gobernador/a y cuando se es gobernador/a la culpa la tiene la Nación. Pero en este caso, considerando que tanto el gobernador como los intendentes integran el mismo espacio a nivel nacional, considero que no corresponde plantear en estos términos un reclamo de esta naturaleza, disparando culpas hacia arriba (o hacia abajo) a través de los medios de comunicación. Relativizar los reclamos de los Intendentes tampoco me parece oportuno en tiempos en los que los Municipios, también están enfrentando mayores gastos por el tremendo nivel de demanda de asistencia sanitaria, social y económica que ha provocado la pandemia”, señaló Yutrovic.

“Es para mí, una señal de alarma que no haya convocado a los jefes comunales para informar la situación de la coparticipación nacional, para analizar las proyecciones y elaborar estrategias de manera conjunta. Y ello debe darse en un espacio de diálogo franco y constructivo, e involucrar a todos los que desde sus espacios institucionales pueden dar una mano, si es real que hay demoras en el envío de la coparticipación nacional. No obstante entiendo que los municipios reclaman en base a los montos efectivamente transferidos por goteo diario, según la información que publica el Ministerio de Economía.” expresó la diputada.

“En esta crisis, como ya lo ha dicho el Presidente Alberto Fernández, estamos todos en el mismo barco y tenemos que trabajar todos juntos para encontrar una salida. Gobernar implica hacerse cargo de los problemas, y quien se dedica a buscar culpables, solo está perdiendo tiempo, que es lo más valioso que tenemos”, agregó.

“Desde que se iniciaron las medidas por el COVID-19 allá por marzo, desde diversos sectores vienen pidiendo la ampliación del C.O.E., para incorporar a los intendentes, gremios, cámaras y otras organizaciones de la sociedad civil, pero la decisión es mantenerlo conformado exclusivamente por profesionales de la salud”.

“Yo respeto que su opinión debe ser determinante para las decisiones que se van tomando respecto a la pandemia. Pero no comparto que su existencia sea excluyente para conformar otros espacios de diálogo institucional más abarcativos, porque en mi humilde opinión, no puede seguir ocurriendo que los medios de comunicación sean el vehículo para que los Municipios reciban lo que les corresponde, o para que sean escuchadas las demandas o necesidades de las cámaras empresarias, los gremios y otras organizaciones. La apertura al diálogo en momentos de crisis también es parte de la responsabilidad de gobernar.” destacó la diputada nacional.

Finalmente señaló que “Anticipándome a quienes ven enemigos en donde no los hay, reitero que lo planteado no es en contra de nadie, por el contrario, es a favor de que un gobierno de puertas abiertas convoque al diálogo, que escuche a los sectores que deben ser parte de las soluciones que nos permitan superar la crisis. Lo peor que podemos hacer en este contexto tan difícil es llevar más conflictos a la gente. La sociedad no quiere peleas, quiere respuestas, porque está claro que nadie se salva solo, y de ésta salimos juntos”.