Los más de 70 trabajadores de la fábrica de plásticos Isla Grande, que fue consumida ayer por un incendio, podrán contar con la ayuda del Estado, así como también los directivos de la empresa, quienes serán beneficiados con medidas del Gobierno.

La necesidad planteada por el gerente Daniel Polonsky fue no perder su lugar en el mercado, por lo que habría que abrir un camino rápidamente, para que la mercadería pueda llegar a los clientes, así como también la llegada de los insumos.

Gobierno le otorgará a la empresa afectada un aporte no reintegrable para poder acceder a la mercadería que está llegando al puerto. Además propondrán un consenso para llegar a un proceso más corto, lo que no sólo depende del puerto, sino también de la aduana, con contingencia nacional.

Desde la secretaría de trabajo de Nación, mediante gestiones del gobierno provincial, se decidió el otorgamiento del programa de Reproducción Productiva (Repro).

En cuanto a los trabajadores, el ministerio de Desarrollo Social provincial les otorgará la tarjeta social Red Sol y la tarjeta Familia.

Luego de la reunión con los trabajadores y el gerente de la empresa, la gobernadora Rosana Bertone adelantó la presentación de un proyecto de ley para todo lo relacionado a la parte impositiva de la provincia, que beneficiaría directamente a casos como los de Isla Grande, en el que se invitará al municipio de Río Grande para adherir.