*Por Alejandra Portatadino.- Un equipo de profesionales compuesto por el Dr. Mariano Memolli, los ingenieros Naval Mecánico Horacio Tettamanti, Gonzalo Ibendahl, Ingeniero Civil Juan José Chiapino y la que escribe, desde cada estado del arte  de nuestros saberes nos pusimos hace unos años a  pensar y analizar la situación del desarrollo industrial y comercial así como la integración y ejercicio de la Soberanía de la Provincia de Tierra del Fuego Antártida e islas del Atlántico Sur. Donde también hemos entablado algunas conversaciones con Ingenieros locales de la UTN de Rio Grande que han compartido una visión similar a la nuestra.

Partimos entonces que el primer triunfo para el ejercicio de la soberanía y la sostenibilidad de la proyección del Puerto Escavado de Rio Grande será la apertura y habilitación del canal sur de  Magdalena. El canal de Magdalena está íntimamente ligado al desarrollo de nuestra provincia, así lo han entendido los Consejos deliberantes y la Legislatura que lo han declarado de interés provincial y municipales y, es indefectiblemente el que nos abre las puertas para sostener la factibilidad de este nuevo proyecto.

Fundamentos

Ya hemos escrito sobre el puerto escavado en otros artículos, https://www.tiempofueguino.com/el-puerto-de-rio-grande-como-ejercicio-de-la-soberania-y-generacion-de-empleo/ , así como la necesidad de que Ushuaia fuera el polo turístico y científico antártico  y que el instituto Antártico se encuentre radicado en la Ciudad, habiendo observado que el ex casino de Ushuaia tiene una edificación ideal para destinarla a ese uso ya que cuenta con muy buenos  salones para convenciones exposiciones internacionales sobre Antártida y oficinas.

Pero no alcanza, y por eso  damos nuestra visión fundamentada en datos técnicos y geoestratégicos. Mientras Argentina se encuentra en un permanente estado deliberativo, el Reino Unido y Chile mantienen un activo Estado ejecutivo. Chile está construyendo la rutas para fortalecer comunicacionalmente vía terrestre por su territorio la isla Navarino y ha declarado a Puerto Williams ciudad, por lo que ya tiene el estatus de la ciudad más austral del mundo, a su vez está ampliando el puerto de Punta Arenas que cuenta con un astillero y ha llamado  para presupuestar la construcción de un puerto en la Isla 25 de Mayo la cual denominan utilizando  la toponimia británica  “Rey Jorge”.

Por otro lado debido a los avances de la ingeniería aeronáutica de los Airbus, estas aeronaves  ya  pueden realizar vuelos directos entre Europa y Puerto Argentino, ante eso ya han ampliado la pista de aterrizaje en Malvinas, paralelamente están ampliando el puerto para convertirse en el próximo Polo Logístico Internacional Antártico,  donde para brindar mejor servicios de logística están avanzando en un puerto en Punta Zelaya ubicada en la Isla San Pedro de las Georgias del Sur y han creado el  “Territorio de Ultramar de la Islas Georgias y Sándwich del Sur” con bandera y gobernación propia para ir separándolo del territorio de ultramar usurpado en nuestras islas Malvinas, para aumentar su presencia  en los Territorios Usurpados a la Argentina

Se puede observar claramente que un puerto solo en Ushuaia no alcanza, no hay que ser Einstein para darse cuenta. Ahora bien, si hay que reconocer que Ushuaia es muy importante como polo y puerto turístico científico para Argentina donde el ex casino brinda una infraestructura ideal para el Instituto Antártico donde se pueden realizar exposiciones y convenciones internacionales. Pero sin embargo para Puerto Internacional Logístico quedamos fuera de competencia por la falta de infraestructura, galpones, talleres, aparte que entrar y salir por el Canal Beagle necesita un práctico y es una ciudad muy cara, por los tanto para brindar servicios competitivos a terceros países, Puerto Argentino y Punta Arenas nos pasaran el plumero.

El puerto de Rio Grande

Pero Rio Grande necesita un Puerto Escavado con argumentos muy sólidos, primero la industria está radicada en esa Ciudad, segundo el transporte en camiones la hace industrial y comercialmente inviable por los altos costos de traer la mercadería por ruta, piensen que por San Sebastián circulan por mes alrededor de 4.500 camiones con un paso de 70.000 toneladas de carga aproximadamente, con el desgaste y rupturas de rutas nacionales que eso conlleva, pero como paga Nación las reparaciones y el mantenimiento no se toman en cuenta, aunque ese dinero provenga del tesoro nacional.

Este puerto contaría con un sector para buques ro cargo mixtos de contenedores y camiones, que nos permitirá bajar los costos de fletes y mantener las fuentes de trabajo de los camioneros que en vez de manejar 3.000 km viajaran cómodamente alojados en un camarote como es hoy en día en Europa y los empresarios optimizaran sus costos en desgaste del material rodante, a eso le sumamos el ahorro en mantenimiento de desgaste de rutas nacionales y agilizar la carga y descarga ya que los camiones solo pasaran una sola aduana en el punto de embarque.

Otro punto a tener en cuenta es la soberanía alimentaria, la proteína de pescado que es la mejor calidad que consumimos viene toda congelada del norte, un sector dedicado a una cooperativa pesquera con una planta de procesamiento nos permitirá consumir pescado fresco a precios accesibles.

En cuanto al ejercicio de la soberanía nos permitiría contar con un apostadero naval con dos o tres buques  OPV (Offshore Patrol Vessel) o BPO (Buque de Patrulla Oceánico) construidos en argentina para el control y patrullaje del sector norte del Atlántico Sur, donde el monitoreo de tráfico marítimo  en la desembocadura del estrecho de Magallanes podrá ser monitoreado por un radar construido en INVAP y que esté ubicado en punta Espíritu Santo.

El puerto contará con un pequeño astillero de reparaciones navales como el de caleta Paula que nos permitiría ser sostenibles en cuanto a reparaciones navales y metalmecánicas ya que las actividades de un astillero no solo están limitadas a reparar embarcaciones. Con una tasa de desempleo del 22% en Rio Grande el puerto será fuente de empleo genuino y de calidad.

Este Puerto tiene la misma ingeniería que el Puerto de Caleta Paula con 30 pies de calado y 1.100 metros de amarre, ha demostrado ser la mejor opción en cuando a operatividad y costos para puertos en aguas abiertas con las características  del sector Atlántico donde se encuentra la costa de Rio Grande que reúne condiciones muy particulares mareomotrices y climáticas.

La ingeniería del detalle de toda la obra civil está   con un costo aproximado entre 70 y 80 millones de dólares, que resulta mucho más económico que hacer el cruce corto donde habrá que asfaltar entre Santa Cruz y Tierra del Fuego aproximadamente 300 km de ruta, haces espigones rompeolas de protección para las plataformas de desembarque de buques Roll On – Roll Off ,  lo que elevaría todos esos costos a 300 millones de dólares, sin contar los buques. Como ejemplo solo basta ver solamente el muelle que se proyectaba en Rio Grande donde la obra con los malecones de protección se iba a 180 millones de dólares para ser un adefesio de la ingeniería totalmente inútil.

Como corolario, el puerto escavado es factible con costos razonables a los beneficios e ingresos que generaría para la Provincia. Se ha construido uno y se ha comprobado su eficacia en Santa Cruz, este proyecto no es una improvisación y cuenta con sustento técnico y la ingeniería del detalle.

La fabricación y provisión de los buques hechos en Argentina

Los astilleros argentinos se encuentran heridos, pero ni agonizantes ni muertos, sobrevivieron a varios gobiernos que intentaron destruirlos, pero “no fue magia”, ¿A qué se debió? A la gran fuerza obrera de los Trabajadores Navales. El Astillero  RIO SANTIAGO fue y es defendido actualmente  por trabajadores que le ponen el cuerpo a todo intento de destruirlo.  A ese esfuerzo le sumamos las Universidades Públicas, la UTN y UBA sumada el ITBA, que han continuado con la carrera de ingeniería naval manteniendo los niveles de excelencia en sus claustros ver https://www.tiempofueguino.com/como-revertir-el-camino-inducido-de-argentina-al-subdesarrollo/ .

El conocimiento como fuente de soberanía también es entendido por el Astillero Rio Santiago que cuenta con la escuela de técnicos navales que forma a jóvenes que ingresan en las artes de la construcción naval, donde estudian electricidad, calderería, soldadura, mecánica entre otras artes de oficios.

Otra  buena noticia  es que mantuvimos una serie de reuniones técnicas muy interesantes con el gerente general de Rio Santiago el Ingeniero Naval Gonzalo Ibendahl, el Secretario general de ATE Ensenada Francisco Benegas y el Ex Delegado General de los  trabajadores del Astillero Denis Vilardo, quienes nos informaron que tenemos en Argentina la ingeniería del detalle para la construcción inmediata de embarcaciones OPV (Offshore Patrol Vessel) o BPO (Buque de Patrulla Oceánico) Diésel eléctricos de dos ejes  INDUSTRIA ARGENTINA.

Cuentan con una   eslora total de 84,60 m , manga: 12,80 m, calado máximo: 4,0 m velocidad máxima: 21 nudos con una autonomía: 7000 millas, también cuenta con hangar y plataforma para helicópteros. Operativamente este diseño es mucho mejor y más económico que las que compramos a Francia.

A estas patrulleras oceánicas le sumamos   el pre proyecto de un buque Ro Cargo diseñado a medida para transportar camiones y contenedores de Buenos Aires a la Isla Grande de Tierra del Fuego con una Eslora total: 131,00 m Manga moldeada: 20,60 m Puntal hasta cubierta principal: 8,00 m Calado de diseño: 7,00m ideal para nuestro proyecto de un puerto escavado con una  Velocidad: 13-16 nudos con una capacidad de  264 contenedores y 194 camiones distribuidos en tres cubiertas

Conclusiones

Partiendo de estudios  de factibilidad técnica desde los estados del arte del  ingeniería donde participamos profesionales con más de cincuenta años, que realizamos actividades productivas, construyendo buques, puertos, donde también conocemos el territorio por desarrollar actividades en el Atlántico Sur, la Patagonia y  la Antártida conociendo muy bien las particularidades, marítimas climáticas y topográficas de la región e incluso en nuestras actividades profesionales en la actualidad asesoramos a empresas, fundaciones internacionales y a terceros países la pregunta es ¿qué estaría faltando?

La respuesta es   la visión para el desarrollo industrial, comercial y geoestratégico sostenible para nuestra provincia por parte de  funcionarios y gobernantes. Los políticos que puedan llevar adelante este proyecto serán recordados como impulsores del despegue económico y soberano de nuestra provincia y no solamente por asfaltar calles que indiscutiblemente es una necesidad para los vecinos, pero que no genera un progreso sostenible sustancial industrial, comercial y de soberanía para nuestra provincia.

Estamos en el siglo XXI mientras en Argentina se delibera otros países ejecutan acciones con planificaciones territoriales y geoestratégicas que les permitirán quedase con todos nuestros recursos minerales y naturales. Sería muy triste en un futuro decirles “les quisimos presentar un proyecto sostenible pero nunca nos escucharon”. Lo triste que a veces el poder de decisión lo tienen personas que en su vida ni han trabajado, ni construido un tornillo y a veces ni siquiera han estudiado o preocupado en estudiar, y no escuchan a los profesionales especialistas o porque no nos entienden o porque hay otros intereses ajenos ocultos.

*Alejandra Portatadino Ingeniera Mecánica, Miembro de Ingeniería sin Fronteras Argentina, del ASME Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos, CAI Centro Argentino de Ingenieros, profesora post Grado UTN Buenos Aires, Presidenta de FIPCA Filial Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur