La incubadora que funciona actualmente en la Universidad Nacional de Tierra del Fuego es parte del programa Fondo Semilla del Ministerio de Producción de la Nación. Andrés Porcel, Coordinador del área explicó los alcances de dichos créditos y las prioridades en la búsqueda de nuevos emprendimientos.

La Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), a través de su Incubadora de Negocios “INCUBAR UNTDF” se encuentra promoviendo la convocatoria de proyectos innovadores, en el marco del Programa Fondo Semilla del Ministerio de Producción de la Nación que ofrece posibilidades de financiación de hasta $250.000 pesos.

En particular el programa local posee fecha límite de presentación de los mismos hasta el 5 mayo de 2018.

Andrés Porcel, coordinador del Programa Fondo Semilla, dependiente de la Dirección Nacional de Capital Emprendedor, SecretarÍa Emprendedores y PYME del Ministerio de la Producción habló con Tiempo Fueguino y explicó los alcances de los programas de financiamiento a los que se puede acceder mediante INCBAR UNTDF.

“Detectamos cuando llegamos al gobierno que era muy difícil emprender en Argentina. Había herramientas de financiamiento, pero solamente era eso, les daban el dinero, pero no se les daba ningún tipo de acompañamiento” reseña Porcel respecto del área.

“Lo que hicimos desde la Secretaría de Emprendedores fue crear diferentes programas con una red federal” explicó, donde se creó la red federal de emprendedores con varios programas entre ellos “Fondo Semilla”, el programa de financiamiento para los emprendedores que están en etapa inicial. “Es el primer ayuda financiera que tienen este tipo de emprendedores” remarcó.

Los fondos de financiación, como explica también el comunicado de prensa de la UNTDF, “es un préstamo de honor de hasta 250.000 pesos a tasa cero, que se devuelve a seis años con uno de gracia” aclaró Porcel.

“Si bien tenemos un programa estipulado de devolución y los emprendedores tienen que hacer su mayor esfuerzo en devolverlo, una vez aprobada su rendición de cuenta, ante la incapacidad de repago del préstamo o fracaso del emprendimiento, podría perdonarse la deuda” aclaró sobre este punto.

Contó además que para aplicar a un fondo semilla los emprendedores “tienen que aplicar a una de las incubadoras de nuestra red (en este caso INCUBAR UNTDF)-.  Las incubadoras son las encargadas de asistir, capacitar, mentorear y acompañar constantemente a los emprendedores en el desarrollo del proyecto, el armado del mismo y la presentación de los proyectos del programa Fondo Semilla”.

 

Proyectos prioritarios

“Fondo Semilla permite la aplicación de todo tipo de actividades que puedan inscribirse como PyME: industria manufacturera, industria tecnológica. Servicios, audiovisuales, turismo. Lo que sea” planteó Porcel, sin embargo, existen sectores prioritarios al momento de la evaluación de los proyectos que se postulen. “Estamos tratando de buscar proyectos que tengan algún grado de innovación. Proyectos tecnológicos. Vamos a buscar los que se diferencien, los mejores”.

Y en este contexto, además, “que tengan un camino claro y bien pensado para dónde encarar el proyecto”. Para estas evaluaciones además se están haciendo alianzas estratégicas con diferentes universidades para colaborar con la búsqueda y detectar en todo el país proyectos tecnológicos. “Creemos que es son las empresas que pueden llegar a dar empleos de calidad en el futuro” remarcó Porcel.

 

Puntos extra

Consultado sobre las ventajas que involucrarían proyectos que impliquen tareas relacionadas con las economías regionales, Porcel contó que en esta edición “a diferencia de la convocatoria del 2016 donde un 40% de los proyectos fueron para Buenos Aires y CABA. Lo que hicimos fue detectar las provincias con más dificultades con acceso a crédito, y de esta manera federalizamos más el programa”.

“Todos los proyectos que sean presentados por Plan Belgrano más Cuyo tienen 10 puntos más al momento de ser punteados. Y los de Patagonia 5 puntos más” sintetizó el funcionario nacional.

El camino para que los proyectos puedan ser considerados en el programa, inicia en la incubadora que será la encargada de presentar el proyecto con un video de presentación de hasta 3 minutos. “Nos tiene que contar quiénes son, qué es lo que hacen. Cuál es la problemática que soluciona su proyecto, por qué consideran que deben ser financiados. -enumeró Porcel-. Si admitimos ese video, que ahí solamente vemos especificaciones técnicas, que encuadre en las bases y condiciones del programa, nos presentan el plan de negocios, y de ahí evaluamos. Tiene que superar 60 puntos”.

“Con este puntaje adicional para las provincias del norte y Patagonia, estamos haciendo que la plata que tenemos se reparta un poco mejor” consideró el Coordinador del Área, quien planteó que “en el interior también puede haber otro tipo de proyectos, de economía regional. Lo contemplamos, por ejemplo hoy el Chaco tiene la misma cantidad de proyectos ganadores en lo que va de la edición de lo que es ciudad de Buenos Aires” contó.

 

Fechas y plazos

En cuanto a los plazos existentes para la postulación de los proyectos, Porcel contó a este medio que “a diferencia de la convocatoria anterior que fue una ventanilla cerrada de dos meses, de un concurso de proyectos. Fondo Semilla de esta edición, es ventanilla abierta con lo cual tenemos un flujo constante de proyectos y vamos a ir aprobándolos a medida que vayan ganando y mientras tengamos presupuesto disponible”.

En lo que va de la convocatoria existen 350 proyectos ganadores. Para este año el área cuenta con presupuesto para aproximadamente mil emprendedores más. En el caso de la INCUBADORA UNTDF la información puede ampliarse vía mail en [email protected].