La compra del primer auto es un momento especial para cualquier persona. Muchos anhelamos la independencia y ventajas diarias que nos provee. Por eso, cuando por fin lo alcanzamos, es todo un acontecimiento en nuestras vidas.

Una vez que ya elegimos nuestro vehículo ideal y se concreta la venta, es necesario realizar algunos trámites y acciones que nos permitirán circular tranquilos con él y cuidar su integridad. Además, tendremos que garantizar tanto nuestra seguridad como las de los que nos rodean.

Es normal que, si es nuestro primer auto, estemos un poco perdidos con los trámites y acciones necesarias para su cuidado. Por eso, en esta nota, repasamos todo lo que necesitamos saber luego de comprarlo.

Seguro automotor

Uno de los requisitos más importantes para circular es contratar una cobertura, al menos, contra terceros. Para eso, existen diversas compañías que ofrecen este servicio u otras opciones más completas, como el seguro de autos Iúnigo.

Tener un auto es un gran beneficio e implica muchas ventajas, pero también responsabilidades que debemos tener en cuenta y cumplir. Además de ser un requisito por ley para circular, contar con un seguro automotor forma parte de la responsabilidad civil del conductor.

Por otra parte, resulta esencial para el cuidado y mantenimiento de nuestro auto. Con un seguro, estaremos cubiertos ante cualquier incidente o imprevisto como accidentes de tránsito o robos.

Documentación necesaria

Otro de los puntos claves a la hora de adquirir un auto es reunir toda la documentación necesaria. Para ello, el primer paso será inscribir el dominio del auto en el Registro de la Propiedad Automotor. Si lo compramos por concesionaria, probablemente, allí se ocupen de realizar este trámite.

Por otro lado, debemos contar con el Título Automotor y la conocida tarjeta verde. Esta última, es muy importante ya que se trata de la cédula única de Identificación del vehículo. En ella, aparecen todos los datos del auto y del dueño.

Para circular, es muy importante tener siempre la tarjeta verde y la póliza de seguro al día. También, debemos estar atentos para realizar la Verificación Técnica Vehicular y la Revisión Técnica Obligatoria. Estas determinan que el vehículo cuente con las condiciones mínimas de seguridad para circular.

Mantenimiento del vehículo

Además, del cariño que podamos tener por nuestro primer auto, no debemos olvidar que constituye una inversión importante y que capitaliza nuestros ahorros. Por ello, es clave garantizar su cuidado y mantenimiento para poder venderlos en el futuro a un buen precio.

Desde el primer momento, resulta fundamental informarnos acerca de todas las necesidades específicas del vehículo. Realizar el service necesario en el momento adecuado, por ejemplo, nos ayudará a extender al máximo su vida útil.

También, es importante tomar las medidas necesarias para cuidarlo en el día a día. Por ejemplo, de noche, es recomendable contar con un lugar techado y seguro para guardar el auto. Esto nos permitirá tanto garantizar su integridad ante robos como protegerlo de cualquier inclemencia climática.